En Rentas, reducir las demoras es una prioridad

Autoridades del organismo recaudador explicaron que informatizan cada vez más trámites para evitar la asistencia física del contribuyente. La vedete de la digitalización es la posibilidad de presentar declaraciones juradas a través de internet. “La simplificación es una cuestión neurálgica”, explicaron.

23

No todos los organismos públicos funcionan mal. La recaudación de impuestos, una profesión que durante siglos se caracterizó por el garrote y la bolsa, hoy toma la atención al público como una cuestión prioritaria. “Tratamos de mejorar la atención para que el contribuyente pague contento”, dice, mitad en serio, mitad en broma, Myriam Guzmán, jefa de la División de Impuestos Declarativos de la Dirección General de Rentas (DGR).

El moderno edificio de la DGR, ubicado en la calle 24 de Septiembre 960, contrasta con otras deterioradas dependencias del Estado provincial. Fundada en 2008, la nueva casa central fue un hito en la modernización del organismo de recaudación de impuestos. Sin embargo, hace 11 años la mayoría de los procedimientos todavía era manual y engorrosa. “La simplificación y agilización de la relación fisco-contribuyente fue una cuestión neurálgica desde el inicio de esta gestión, a fines 2015”, cuenta Daniel Altoni, jefe del Departamento Técnico-tributario.

Una parte de la relación fisco-contribuyente gira alrededor de la atención al público. Con la intención de disminuir la afluencia de ciudadanos a sus receptorías, la DGR informatizó muchos trámites en los últimos tres años. La vedete de la digitalización es la presentación de declaraciones juradas vía web. “Es la primera herramienta íntegramente online que se está manejando en Rentas. Para nosotros ha sido muy importante porque nos ha sacado muchísima gente del público”, explica Guzmán.

Además de la informatización, la DGR utiliza otras dos estrategias para mejorar la atención al público. “Una parte es informática, otra es descentralización y otra es capacitación. Tenemos delegaciones en todo el interior y en el mismo San Miguel de Tucumán. Así llegamos a todos nuestros contribuyentes. Y trabajamos en la capacitación de los receptores. Antes el contribuyente de Aguilares tenía que venir porque sólo acá podía hacer rápido un trámite de alta. Ahora un receptor, en cualquiera de nuestras receptorías, inscribe al contribuyente, le da su estado de cuenta, hace el asesoramiento. Eso ha descongestionado mucho”, transmite Marcela Escaño, jefa de la División de Impuestos Patrimoniales.

Cambio de idiosincrasia

A pesar de este trabajo, todavía hay días en los que la DGR recibe mucho público. “Muchas veces tiene que ver con la idiosincrasia de los contribuyentes. Un plan de pago se puede extender por dos o tres meses y algunos vienen el último día. Ahí es cuando puede llegar a ser un poquito más complicado, pero ya es una cuestión que no depende de nosotros”, justifica Altoni. Aun así, en Rentas notan un cambio en esa idiosincrasia. “Hay un proceso por cual el contribuyente está pasando de ser reacio a la digitalización a pedir que se informaticen muchas cosas. Ya no hay una reacción, sino una demanda, porque la gente está acostumbrada a trabajar en la computadora, a no trasladarse a las dependencias”, relata Soledad Latapie, subjefa de la División de Sellos.

Las herramientas web que proporciona la DGR incluyen el pago a través de homebanking, la emisión de boletas, la validación de los informes de deudas, la consulta vía correo electrónico y el domicilio fiscal electrónico, que es una casilla virtual de notificaciones. Existen además aplicaciones de celular como “Mis turnos”, que permite hacer un seguimiento del número de atención para evitar esperar en la sucursal, y “Mis recaudaciones”, donde el contribuyente puede acceder a toda su información fiscal. “Todo parte del primer objetivo que nos planteó la directora (Ángeles Acosta), que fue: ‘hay que trabajar en mejorar la atención, en agilizar los trámites’. Entonces cada uno va poniendo su granito de arena y viendo de qué manera se puede llegar al ideal, que sería que la gente no tenga que venir”, expresa Escaño.

Oficina abierta

El subdirector de la DGR, Juan Manuel Fernández, destaca el acceso a la información pública que ofrece el organismo: “en la página web de la DGR publicamos todos los meses la recaudación. Eso es un detalle que hay que tener presente. No se necesita ninguna clave especial para acceder. Hay un enlace que se llama ‘Recaudación’ y ahí hay una serie histórica. Es una obligación pública que tenemos y cumplimos”.

La modernización del sistema de cobro de impuestos en Tucumán tiene otra veta, que es la inclusión de las mujeres en puestos de toma de decisiones. El organigrama de la DGR posee 152 funcionarios con capacidad decisional: 82 (el 54%), incluida su directora, son mujeres; los otros 70 son varones (el 46%). Estos datos contrastan con la participación de las mujeres en cargos directivos en otros ambientes de trabajo. En las pymes argentinas, por ejemplo, apenas supera el 20%, según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa.

Comentarios