Su ex pareja dijo primero que habían sido ladrones los que la hirieron, pero después cambió la versión asegurando que jugaban a la “Ruleta Rusa” en un hotel. El sujeto quedó detenido mientras la joven se encuentra en estado crítico en el hospital Padilla.

Cerca de las 20, una joven de 23 años oriunda de la capital tucumana, ingresó al nosocomio con una herida de arma de fuego en su ojo izquierdo.

Su ex concubino fue quien la llevó hasta allí y explicó que ambos se desplazaban en motocicleta por calle Jujuy al 5000 cuando fueron interceptados por dos sujetos que también circulaban en una moto, y que, tras amenazarlos con un arma de fuego, intentaron robarles el rodado.

Según el relato del hombre, al intentar escaparse de los malvivientes acelerando, escuchó un estruendo y la mujer que iba de acompañante cayó de la motocicleta con la herida en la cabeza. Los sujetos se habrían dado a la fuga hacia la localidad de Los Aguirre, y él trasladó a la mujer en un taxi.

Un par de horas más tarde, el dueño de un hotel ubicado sobre la autopista que conecta la capital y Famaillá, se presentó en la comisaría de Los Aguirre para denunciar un hecho sospechoso que había presenciado. Manifestó que una pareja salió del hotel en motocicleta y que la mujer que iba como acompañante estaba desvanecida.

Inmediatamente personal policial realizó las averiguaciones correspondientes e interrogó al joven que había llevado a su ex mujer al hospital. El sospechoso confesó que eran ellos quienes habían estado en el hotel y que habían jugado al peligroso juego de la “Ruleta Rusa” en la habitación, por lo que la joven se disparó a sí misma.

Personal de la Comisaría dependientes de la Zona I de Unidad Regional Capital, detuvo al hombre e inició una investigación para secuestrar elementos que ayuden a esclarecer lo ocurrido. La mujer permanece internada en delicado estado.

Comentarios