Hay plantas que en las altas cumbres son usadas para curar el alma y el cuerpo. Tienen un linaje secreto. Un docente las llevó a un laboratorio en una escuela para que sus alumnos las estudiaran, averiguaran más cosas sobre ellas, y luego compartieran esa información con las comunidades de los pueblos originarios de la zona. Por este motivo, el proyecto de Edgardo Figueroa, maestro de la Agrotécnica Profesor Miguel Ángel Torres de Tafí del Valle, fue seleccionado como finalista del premio “Maestros Argentinos” entre más de 1.500 propuestas.

Por un proyecto de extensión, Figueroa y sus alumnos recorrían las altas montañas tafinistas a pie: La Ciénaga, El Matadero, Mala Mala, El Infiernillo… hasta que llegaron a El Nogalito. Allí el maestro, también ingeniero agrónomo, pensó que podía trabajar junto con un ingeniero del INTA para hacer un banco de germoplasma con las plantas nativas localizadas en esa comunidad. El proyecto quedó trunco, hasta que obtuvo el cargo por concurso de jefe de laboratorio de la Agrotécnica de Tafí del Valle.

¿De qué se trata el proyecto? Hoy, en esas aulas, los alumnos cultivan in vitro especies vegetales de la zona, como menta, muña muña, papa andina y yuyo sapo. Para desarrollarlo, los docentes y estudiantes se contactaron con representantes de los pueblos originarios, investigaron sobre los aspectos culturales y biológicos de las plantas ancestrales, y experimentaron para avanzar con el objetivo. Y aunque Figueroa detalló que las especies con las que trabajan no están en peligro de extinción, contó que sí les afecta el avance de la urbanización en los lugares donde se las encuentra y la posterior explotación.

EN ESTUDIO. Las plantas de las altas cumbres ya en el laboratorio.

Lo que no se sabe

“Las plantas nativas son denominadas ‘maimacunas’ por los pueblos originarios. Son especies que tienen un linaje secreto. Se sabe algo, pero no todo. Son plantas que aparte de curativas tienen otro significado, más profundo para ellos. El proyecto tiene la intención de rescatar saberes ancestrales y trabajar también con la tecnología. Abrazamos esos dos conocimientos. Eso es lo central”, comentó el docente, que para iniciar su trabajo reconoció los derechos de esos pueblos. Les pidió permiso de extracción y estudio y los capacitaron para que entendieran -por ejemplo- cómo se trabaja en un laboratorio. “Los conocimientos que nosotros generamos son de ellos. Les hacemos informes técnicos”, añadió.

El grupo de trabajo está compuesto por Figueroa, que se desempeña en la escuela desde hace 26 años, la otra docente es Claudia Lazarte y los alumnos y alumnas son Candela PáezMelina MamaníDavid CentenoJulisa DíazFederico Valdez y Celeste Figueroa. Los estudiantes son pasantes y en el laboratorio concretan sus prácticas profesionales para recibir el título de Técnico Agropecuario.

El certamen

“Maestros Argentinos” es organizado por tercer año consecutivo por el Ministerio de Educación de la Nación. Está destinado a reconocer equipos de educadores de todo el país que hayan logrado mejoras en las trayectorias y en los aprendizajes de los estudiantes.

El resultado del certamen se conocerá el 30 de este mes. Mientras que los premios serán entregados por el presidente, Mauricio Macri. ¿Qué se pueden llevar? El primer premio obtendrá la suma de un millón de pesos. Los 10 finalistas también recibirán un reconocimiento económico: $ 500.000 el segundo puesto, $ 400.000 el tercero, $ 300.000 el cuarto, $ 200.000 el quinto y $ 100.000 los últimos cinco. El dinero será transferido a la escuela y deberá ser utilizado para fortalecer o expandir el proyecto.

En 2017 dos establecimientos tucumanos fueron reconocidos en el mismo certamen: la Escuela de Comercio de Banda del Río Salí obtuvo el cuarto puesto por un programa en el que los estudiantes cuentan cuentos o despliegan obras de títeres a los niños que esperan en el Policlínico de esa localidad; y la Escuela Luis Lobo de la Vega obtuvo una mención a la “Innovación Pedagógica en Educación Digital” por un proyecto de robótica agrícola y recibieron un incentivo económico para financiar el desarrollo de la propuesta.

Comentarios