Ese es el principal argumento que usan delincuentes que engañan a jubilados llamándolos por teléfono a sus domicilios para pedirles transferencias. El titular de la Administración Nacional de Seguridad Social, Daniel Ponce, volvió a pedir a beneficiarios que denuncien esta situación.

Pese a las numerosas advertencias de autoridades, las estafas continúan, aunque en la mayoría de los casos muchos de los abuelos, ya conociendo estas maniobras, no caen en el engaño, sí preocupa la cantidad de denuncias que se reciben al respecto.

“Una persona se comunica por teléfono y les avisa que tienen para percibir sumas correspondientes a un reajuste o a recomposición salarial, los invitan a ir a los cajeros automáticos y hacer una transferencia para poder recibir el dinero”, detalló Ponce, volviendo a advertir a jubilados y pensionados sobre estas maniobras.

Desde Anses remarcaron que no están realizando ningún llamado ni visita domiciliaria, porque también se conocieron casos de personas que, identificándose como empleados de esa repartición, pasan casa por casa avisando que los billetes que los abuelos tienen en su poder quedarán fuera de circulación, ofreciéndoles cambiarlos. “Son todas maniobras defraudatorias, tenemos lamentablemente muchas denuncias al respecto”, añadió Ponce.

En tiempo y en forma

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, pide al presidente Mauricio Macri 2.300 millones de pesos que la provincia considera adeudados por Anses a la Caja de Jubilaciones de Córdoba.

En Tucumán, Anses tiene una contención social muy importante, la Nación está desembolsando, en tiempo y en forma, 3300 millones de pesos para cumplir con los pagos de programas, asignaciones, jubilaciones y pensiones, aseguró Ponce. “No hay ningún atraso, y estamos cumpliendo incluso con las actualización salariales a los jubilados y pensionados”, añadió.

Comentarios