El 911 recibió un llamado anónimo que indicaba que “la Meditación” se encontraba tirada en Federico Helguera al 2300, jurisdicción de la Comisaría 12.

Cuando el personal policial llegó al lugar lo confirmó. La estatua fue denunciada como robada (varios días después del hecho) el 7 de agosto.

La investigación se iba centrando en torno a empleados de la Dirección de Espacios Verdes, uno de ellos quedó imputado por el robo por no hacer cumplido con su deber de funcionario al haberse demorado en descubrir el faltante y hacer la denuncia.

Comentarios