El aumento en el boleto de colectivos se aprobó por 13 votos a favor. Hubo tres sufragios en contra y dos ausencias. A favor, votaron Armando Cortalezzi (PJ), Raúl Pellegrini (PJS), Rodolfo “Johnny” Ávila (PJS), José “Lucho” Argañaraz (UCR), Agustín Romano Norri (UCR), Roque Mendía (UCR), Roberto Ávila (PRO), José María Franco (PJ), Dolores Medina (PJ), David Mizrahi (PJ), María Belén Cruzado Sánchez (PJ), Alejandro Figueroa (PJ) y Dante Loza (PJ). Se opusieron al ajuste en la tarifa de las líneas urbanas Sandra Manzone (Coalición Cívica-ARI), Ricardo Bussi (Fuerza Republicana) y Eduardo Verón Guerra (Fuerza Republicana). Javier Aybar (PJ, aliado a la intendencia) se retiró de la sesión tras pedir excusarse. Juan Luis Pérez (PJ) salió del recinto a la hora de votar, para ausentarse.

¿Por qué un boleto a $ 24?

“No pertenezco a la comisión de Transporte. Sus miembros han enviado un pedido de informes a la Municipalidad (en la que Aetat solicitaba una tarifa a $ 37,85) para que les remitan un estudio analizando cuánto debería salir el boleto. A pesar de que esa es una facultad del Concejo. El cuerpo no tiene un área técnica capacitada para hacer estudios de costos. Lo vengo pidiendo hace ocho años. Somos nosotros quienes debemos fijar la tarifa y no tenemos técnicos capaces de analizar estudios de costos”, planteó la concejala Sandra Manzone. La edil defendió su voto en contra de la suba del boleto: “la situación del transporte no se soluciona con esto. Es un parche coyuntural. Se debe modificar el sistema de subsidios, para destinar los subsidios a los usuarios y no a las empresas. Con las tarjetas de contacto se conoce quiénes viajan, es simple”.

Servicio esencial

Los concejales aprobaron por unanimidad una modificación a la ordenanza de Transporte (400/79), que declara al servicio público como “esencial”. Su prestación no puede interrumpirse y las empresas concesionarias deberán garantizar su continuidad. Las firmas deberán presentar en un plazo de 60 días un plan mínimo de prestación, para que los usuarios no queden sin servicio, por ejemplo, si hay paro. La propuesta surge de la unificación de proyectos del intendente Germán Alfaro y del presidente del Concejo, Armando Cortalezzi. En el recinto se incorporó que el servicio de contingencia debe disponer de un tercio de las unidades que prestan servicio en condiciones normales. Si transcurren 48 horas sin servicio, la Municipalidad podrá caducar las concesiones automáticamente.

Comentarios