El presidente de Bolivia, Evo Morales , expresó ayer su disconformidad con la decisión de la Argentina de instalar una base militar en la frontera y acusó al gobierno de Mauricio Macri de buscar amedrentar. “No estoy de acuerdo con lo que hizo estos últimos días la Argentina: militarizar la frontera con Bolivia , en La Quiaca, al frente de Villazón”, señaló Morales en un discurso, reseñó el portal del diario La Razón. “Lo que hacen los argentinos es amedrentar”, dijo Morales. “Intentarán asustarnos, no nos vamos a asustar, somos un pueblo unido, son fuerzas sociales. Intentarán como sea amedrentarnos, no van a poder”, afirmó.

El embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez, confirmó a periodistas que el gobierno de Macri decidió la instalación de una unidad militar en Abra Pampa, en la provincia de Jujuy, a 70 km de la frontera con Bolivia. Sin embargo desestimó una versión de que la instalación de la unidad militar, a partir del despliegue de fuerzas en la frontera norte, fue promovida por Estados Unidos para combatir al narcotráfico y al terrorismo. “Para qué necesitamos militares de EE.UU. si nosotros tenemos fuerzas militares profesionales que pueden desarrollar tranquilamente su tarea”, expresó.

Comentarios