Por primera vez, los familiares de los tripulantes del ARA San Juan vieron las imágenes del submarino, que fue hallado hundido en el Atlántico Sur, a 907 metros de profundidad.

Un grupo de familiares, entre ellos el querellante Luis Tagliapietra, se presentaron en la sede del Consejo de la Magistratura de la Nación, donde en un marco de estricto hermetismo comenzaban a ver por primera vez los registros. La situación se replicó otras 16 sedes judiciales distribuidas en distintos puntos de la Argentina.

Poco antes del mediodía comenzaron a arribar al edificio de la calle Libertad al 700, en pleno centro porteño, allegados a los tripulantes del submarino. En el lugar se encontraba también la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, quien supervisó el desarrollo de la proyección simultánea del material audiovisual.

En cada una de sus expresiones en distintos puntos del país la diligencia se llevó adelante con sumo hermetismo. No solo se restringió el acceso a la prensa. También se les pidió a los familiares que dejaran sus celulares fuera del lugar donde verían las imágenes.

Los familiares vieron el material por primera vez (Télam)
Los familiares vieron el material por primera vez (Télam)

Tal como estaba previsto, también en la ciudad de Buenos Aires, la visualización comenzó a las 13 y sin que los familiares tomaran contacto durante la diligencia con la jueza que investiga lo ocurrido con el ARA San Juan.

Las imágenes que se vieron son las tomadas por la empresa Ocean Infinity (OI), que localizó el submarino dos días después del aniversario de su último contacto, que tuvo lugar el 15 de noviembre del 2017 a las 7.30.

El material consta de seis horas de videos en bruto, de donde fueron tomadas, además, gran cantidad de capturas fotográficas.

Hasta el mediodía, este material sólo había sido visto por la jueza y, en parte, por algunos familiares de los tripulantes y observadores de la Armada que se encontraban a bordo del Seabed Constructor, el buque que tomo las imágenes al producirse el hallazgo del submarino hundido a más de 900 metros de profundidad.

Según consignaron fuentes judiciales, eran en total hoy unos 140 familiares los que, a partir de las 13, comenzaron a visualizar el material aportado por la empresa estadounidense Ocean Infinity, que logró localizar al submarino a 600 kilómetros de distancia de la costa de Comodoro Rivadavia.

Comentarios