El primer restaurante “caníbal” en el mundo abrió sus puertas en Tokio y se llama “Resu ototo no shokuryohin”, que significa “Hermano Comestible”.

El exótico establecimiento se encuentra ubicado lejos del centro de la ciudad, sin embargo, la zona comenzó a ser muy transitada por los curiosos que quieren saber qué gusto tiene la carne humana.

Un argentino, fue el primer sudamericano en visitarlo, y aseguró la carne humana tiene un sabor parecido a la de cerdo, pero con una textura un poco más dura. Pero, esto depende de la parte que se pruebe: los glúteos son la zona más tierna.

“Al final es como comer cerdo, en este restaurante cocinan la carne con especias, por lo que el sabor pasa desapercibido”, indicó el argentino anónimo. Por otro lado, los platos bordean los 1.200 euros (más de 26 mil pesos) y la razón de que sean tan costosos es que su origen es oficial.

Según una ley aprobada en Japón en 2014, el consumo de carne humana es legal pero los locales deben cumplir con las normas sanitarias establecidas, sobre todo respecto a la procedencia del producto.

Sucede que esta carne humana se consigue en personas que antes de morir deciden vender sus cuerpos para ser consumidos.

Si una persona decide vender su cuerpo para consumo, puede ganar hasta 30 mil euros, pero solo si el “donante” es joven: mientras más viejo sea menos le pagan. Además, este dinero lo obtiene la familia porque el pago se concreta después de que el donante fallece.

Además, quienes venden su cuerpo deben comprometerse a seguir un tratamiento médico especial, el cual previene el deterioro de la carne luego de que la persona muere. Los fallecimientos deben ser en forma natural, ya que el sacrificio humano es ilegal en Japón.

Comentarios