Un caso de violencia de género terminó en un secuestro de armas de fuego y droga.

Una mujer llamó al 911 en la mañana del domingo, pidiendo ayuda porque su hermano la había golpeado con un arma de fuego y amenazaba con matarla.

«Cuando él se retiró a otra habitación y la dejó sola, ella aprovechó para hacer el llamado», informó el Comisario Principal de la Comisaría Seccional 13° Mauricio Álvarez.

Al llegar al lugar, los agentes ingresaron a la vivienda, donde aprehendieron al agresor de 32 años y secuestraron una pistola 9mm, con numeración limada, sin cargador y tres cartuchos.

En ese momento, la mujer de 24 años agredida indicó a los efectivos policiales que su hermano guardaba drogas en el freezer, por lo que revisaron el lugar y hallaron un ladrillo y medio de sustancias estupefacientes.

“Tras los estudios realizados por la intervención a la Dirección General de Drogas Peligrosas, se determinó que se trataba de 1,300 kg de marihuana”, detalló el comisario.

El agresor fue trasladado a la Comisaría Seccional 13° y la Fiscalía en Violencia de Género determinó que permanezca detenido y que la muchacha sea sometida a los exámenes médicos correspondientes tras radicar la denuncia.

Comentarios