En la previa del partido este diario marcó la ventaja que les daba ser locales a Los Pumas, quienes supieron usar la energía que describía el DT Mario Ledesma para conseguir un triunfo histórico frente a Sudáfrica, 32-19, al cual le ganaron por tercera vez. El final no lo olvidarán más, con la gente ovacionándolos y ellos, a puro abrazo.

Contando la victoria ante Australia, también aquí en Mendoza, en el 2014, la Selección suma su cuarto éxito en el Personal Rugby Championship desde que el torneo nació en el 2012.

Lo primero que empezó a quedar en la historia fue ese primer tiempo que ganaron Los Pumas 27-7, el cual significó la brecha mayor para un parcial en la historia ante los Springboks, superando el 27-13 del triunfo en Durban 2015, partido que terminó 37-25. El global de 13 fue la diferencia mayor ante este equipo.

La Selección llegaba al Malvinas Argentinas de Mendoza (lleno) tras caer 34-21 en la 1a fecha del Personal Rugby Championship en Durban. Con respecto a ese partido, en Cuyo empezó a hacer bien lo que había hecho mal. No se desesperó en el contacto cuando arremetían las moles verdes, fue dominador del scrum, no perdió ningún line, defendió casi a la perfección y, si bien el visitante tuvo más la pelota (55 a 45%) Los Pumas la usaron mejor. Dos veces se metió Delguy por el touch derecho y una se filtró Sánchez por el izquierdo para anotar tres estocadas clave. El apertura, además, embocó todo lo que pateó: dos goles, un penal y un drop.

MEN101. MENDOZA (ARGENTINA), 25/08/2018. Aphiwe Dyantyi (d) de Sudáfrica recibe un pase ante la marca de Nicolás Sánchez (i) de Argentina hoy, sábado 25 de agosto de 2018, durante un partido de rugby entre Sudáfrica y Argentina en el Estadio Malvinas Argentinas de la ciudad de Mendoza (Argentina). EFE/Pachy Reynoso

Ese “casi” de la defensa apunta al tackle desesperado que intentó Sánchez fuera de tiempo ante Kolisi que derivó en el try del capitán de los Boks y una distracción de Creevy que le permitió filtrarse a Klerk, aunque sin daños en el resultado. Sobre el final, esa defensa (más un scrum) permitió que los sudafricanos no anotaran a los 40′.

Se podía esperar una reacción de Sudáfrica desde el vestuario. Sin embargo, fueron Los Pumas los que golpearon primero con try de Moyano (antes pareció que huno pase forward de Moroni), luego de volcar el ataque de derecha a izquierda. Erasmus, DT visitante, sacó a tres figuras (Mtawarira, Etzebeth y Mapimpi) prematuramente, pero al menos consiguió el descuento con Mapoe (32-14). Los Pumas no se desesperaron y siguieron manteniendo el control de partido,incluso bajándole un cambio en contra del vértigo que proponían los Springboks.

Iban 17′ y los golpes y cansancia se sentían. en un momento se frenó el partido y se vió tirado a Creevy mientras Boffelli, Figallo y Moyano estaban agachados. Evidentemente la idea era refrescar al equipo en los últimos 20.

La Selección zafó del try de Dyantyi porque, tras chequearlo (tipo VAR del fútbol), se confirmó un pase forward anterior. Pero Sudáfrica no dejó el acoso. Del primer scrum que fue para atrás de Los Pumas (primera línea cansada) se generó la posesión que terminó con otro try de Mapoe.

Los de verde siguieron presionando y Argentina pudo salir de su campo con una genialidad de Delguy, la figura de la cancha. Les sirvió para alejar el peligro, respirar un poco y empezar a saborear el histórico triunfo.

De los ahora 28 enfrentamientos, Los Pumas suman tres victorias, un empate y 24 caídas. Lo próximo que les espera es la durísima gira por Oceanía, con tests ante los All Blacks (el 8) u Australia (15).

Comentarios