Greenpeace Argentina denunció al empresario Alejandro Peña Braun, primo del jefe de Gabinete, Marcos Peña, por amenazas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). De acuerdo con la denuncia “personas de estrecho vínculo con el gobierno de Mauricio Macri habrían perpetrado una serie de ataques” contra los principales dirigentes de esa organización con el propósito amedrentarlos y dificultar sus actividades.

Según reveló el periodista Hugo Alconada Mon en La Nación, Greenpeace solicitó a la CIDH “un proceso de monitoreo” y que solicite al informes al gobierno de Macri “a fin de que este clarifique sus vínculos con las afrentas sufridas y su relación con los agresores”, como así también verifique si adoptará “medidas destinadas a proteger el ejercicio de los defensores y defensoras de derechos humanos que forman parte de la organización”.

El primo de Peña es dueño de uno de los terrenos de la llamada “Finca Cuchuy”, en la provincia de Salta, donde Greenpeace lideró una campaña para evitar el desmonte de bosques nativos, lo que derivó en un cruce de cartas documentos y el llamado a una mediación, que se celebró el 8 de marzo pasado.

Durante dicha mediación el empresario Braun Peña les reclamó a los directivos de Greenpeace, Martín Prieto, Hernán Giardini y Natalia Machain, que sus acciones le habían causado daños y perjuicios, cuando él había dedicado mucho tiempo para convertirse en “uno de los empresarios más ricos del país pero también para estar en las sombras y ser uno de los más desconocidos”.

A continuación, y de acuerdo a la denuncia que Greenpeace elevó a la CIDH, Braun Peña habría amenazado a los representantes de la entidad. “Como ustedes hicieron la campaña enfocada en lo personal y dañaron mi imagen, voy a gastarme 2 o 3 palos verdes para joderlos a ustedes”, les dijo dicho frente al mediador, a lo cual su abogado habría añadido: “Tengan en cuenta que por suerte estamos en otra época del país. Él no es (Alfredo) Yabrán, sino imagínense. Es un empresario serio que apuesta por el país”.

Tras la audiencia de mediación, Greenpeace informó sobre las amenazas de Braun Peña al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, en una reunión que mantuvieron en Casa Rosada el 12 de abril pasado.

En la denuncia de la organización ambientalista ante la CIDH también advirtieron que durante las semanas que siguieron a las amenazas de Braun Peña comenzó a detectar una campaña difamatoria por las redes sociales “sin precedentes”.

Cabe recordar que Marcos Peña es señalado por estar detrás del ejército de trolls que operan en las redes sociales en favor del gobierno de Cambiemos y que llevan adelante una violenta campaña sucia contra sus detractores.

Comentarios