Un hombre italiano que recibió una herencia de su abuelo encontró entre sus pertenencias una caja fuerte con unos 3.000 millones de liras italianas en su interior, pero todo ese dinero no le ha traído hasta ahora nada más que problemas, informó el diario Corriere Della Sera.

Cuando el hombre, identificado como Luigi C., fue al banco para cambiar todo ese capital a euros, descubrió de que ya no era posible hacerlo, porque la antigua divisa dejó de tener validez en el 2012. Desde ese año, las liras italianas no pueden ser cambiadas.

Afortunadamente, el abuelo de Luigi C. era bastante rico y le dejó a su nieto dos apartamentos y varias cuentas bancarias con sumas significantes.

Sin embargo, cuando el hombre convirtió a euros el dinero encontrado en la caja fuerte de acuerdo al valor de la lira italiana del año 2012, se dio cuenta de que se trataba de 1,5 millones de euros.

Ahora Luigi C. quiere luchar en los tribunales para que le permitan recibir en euros la suma heredada. «Es cuestión de principios», declaró.

Comentarios