Un joven de 21 años que se encuentra sin trabajo ingresó la semana pasada a un comercio ubicado en la calle 9 de Julio, entre Rivera Indarte y San Martín, de la ciudad de Córdoba, para ver si había algún puesto laboral vacante. La mujer que lo atendió le dijo que no, pero que deje su currículum vitae y lo que pasó después la conmovió.

El lugar estaba saturado de gente, por lo que Carlos esperó su turno para acercarse a Eugenia López, una de las empleadas del local. Cuando la mujer le pidió que le entregue el CV, el joven se disculpó y le explicó que no tenía plata para imprimirlo.

En consecuencia, ella le dijo: “No te preocupes, tomá asiento en esa mesa que están mis cosas y escribilo, te doy una hoja”.

Sin embargo, Carlos le dijo que él había llevado un cuaderno y lapicera, y confeccionó su propio CV a mano.

Hola cómo estás ? Te molesto un segundo para hacerte una consulta ,están tomando gente? Porque yo estoy buscando…

Posted by Euge López on Friday, September 21, 2018

En las últimas horas, su propuesta laboral se volvió viral dado que la encargada del local lo compartió en Facebook para ayudarlo a conseguir trabajo.

El currículum está prolijamente escrito, con todos los datos personales de Carlos, y López posteó en el pie de su publicación: “Qué importa que no tenía para imprimir si lo que lo que quiere y lo que necesita es trabajar”.

La imagen fue compartida casi 5 mil veces y generó emoción entre los usuarios.

La mayoría destacó la actitud de Carlos y le desearon éxitos en su búsqueda laboral.

Además, también valoraron el incentivo de López en darle una oportunidad para que deje su CV escrito a mano.

El día después

Gracias a las redes, el CV de Carlos recorrió el país y, como consecuencia directa, la ayuda no tardó en llegar.

Le ofrecieron desde hacerle los currículums hasta algunas entrevistas. La gente también le ofreció ayuda, pero lo que quiere este joven es trabajar.

“Me alegra que haya gente con tanto corazón”, dice este chico que es pura garra.

Un optimista 

Carlos trabajó como albañil, sabe pintar, fue mozo y lavacopas, pero dice que lo que más hizo fue trabajos en obras. Hace cuatro meses que no trabaja y necesita hacerlo para ayudar en su casa.

“Siempre estoy con fe, con buena onda y alegría”, cierra Carlos, quien espera tener un gran lunes por delante.

Comentarios