BUENOS AIRES.- El problema actual de Boca es que no es ni la sombra del Bicampeón que supo dominar la Superliga. Juega mal; no hace goles; deja puntos en el camino y Rosario Central ya le sacó cuatro unidades de ventaja. Por todo ese se encendió la alarma a días de jugar un partido clave contra Libertad, por los octavos de final de la Libertadores.

El negocio anoche fue de Huracán. El 0-0 pudo conformar más al “Globo” desde la óptica de que por nombres y categoría individual tiene menos variantes que el “Xeneize”. Pero lo cierto es que Boca no estuvo a la altura. Los que antes eran figura no se encuentran en la cancha y que el equipo carece de sorpresa.

La imagen de Carlos Tevez sentado en un palco contrastó con la de Fernando Gago, que volvió a ser titular. El “Apache” parece no ser opción para Guillermo Barros Schelotto. Está lejos de su nivel y cayó al fondo de la tabla de la consideración del “Mellizo”. Pero si de justicia se trata, no se salvó ninguno anoche en el campeón defensor. Ni el mejor jugador del torneo pasado, Cristian Pavón, quien luce lejos de su nivel.

Tras el partido, Barros Schelotto reconoció que es posible que tanto Tevez como los que no jugaron estén molestos deportivamente. “Como conductor debo hacer lo mejor para el equipo y deben entenderlo”, tra lo cual descartó cualquier tipo de discusión con el “Apache” . “Obviamente uno tiene una consideración especial por él, por el cariño de la gente y por su trayectoria. Pero tenemos 27 profesionales y tengo que poner lo mejor”, indicó. Sobre la posición de Mauro Zárate señaló: “es un 9 como Benedetto. No demos tantas vueltas. No hay punto de comparación con el partido que la Selección perdió con Francia y jugó con un falso 9 (Messi)”.

Comentarios