Dos hombres, que se hacían pasar por operarios de Telecom y que pertenecerían a una presunta banda de “escruchadores”, quedaron detenidos este sábado luego de que los efectivos de la Comisaría Seccional 12 llegaran justo en el momento en el que intentaban llevarse las baterías que alimentan la red de antenas de una compañía de telefonía celular.

“En horas de la mañana el sistema de Emergencias del 911 recibió un llamado para informar que en calle Bolivia 2.930 unos sujetos habían ingresado al interior de un galpón donde funciona una antena de una empresa de telefonía celular. Por ello acudimos al lugar, donde semanas atrás ya se había producido un robo”, explicó el tercer jefe de la Comisaría Seccional 12, subcomisario José Páez, según un comunicado de la Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán.

“Al llegar al galpón, se constata que había una camioneta estacionada en el lugar y los candados de la puerta estaban violentados, mientras que en el interior del local había dos sujetos con pinzas de corte y barretas, que decían ser operarios de la empresa y que estaban haciendo el mantenimiento. Al ver la rotura de los candados, el personal policial procedió a realizar una inspección y detectó que se habían cortado los cables de las baterías de litio y ya habían cargado una de ellas en el vehículo”, relató Páez al referirse a la actitud sospechosa de los presuntos “escruchadores” que se movilizaban en una camioneta marca Fiat color blanca.

Estas son las baterías que intentaban robarse. Los cables ya habían sido cortados por los ladrones.

“Se trata de baterías que suministran la energía a la red de la antena cuando quedan sin el suministro de energía normal a fin de garantizar que no se caiga el sistema.  Además, tienen un alto costo en el mercado negro, alrededor de $ 50.000 cada una. Aquí se encontraban 26 unidades”, detalló Páez.

“Estos sujetos fueron reducidos y alojados en la Comisaría Seccional 12, a disposición de la Justicia provincial. Se sospecha que podrían pertenecer a una banda de “escruchadores” porque en los últimos tiempos se vienen registrando varios hechos similares y podría tratarse de las mismas personas, por lo que es materia de investigación”, sostuvo el subcomisario.

Por otro lado, una vecina del lugar comentó que no es la primera vez que estos hombres vienen a este galpón en la camioneta, llegan con cascos puestos, aparentemente para hacer creer que son operarios de la empresa.

Comentarios