Los restos del ex presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, descansan en en Parque Memorial, en Pilar. En el cortejo camino al cementerio estuvo escoltado por granaderos a caballo y sus familiares.

Luego del velatorio realizado ayer en el Salón Pasos Perdidos del Congreso Nacional, donde gran parte del arco político, familiares, amigos y allegados despidieron al ex mandatario, sus restos quedaron a la guarda en la sala de velatorios O’Higgins, en el barrio de Núñez.

Y esta mañana el cortejo partió desde allí rumbo al Parque Memorial, en Pilar, donde llevaron a cabo la inhumación en una íntima ceremonia con los familiares más cercanos, aún conmovidos por la noticia.

De la Rúa había sido internado en el sanatorio Fleni de Escobar por una complicación cardiovascular. Al estar muy grave, fue sometido a una angioplastía y quedó internado bajo coma inducido. Sin embargo, a las 0.37 del martes su corazón no resistió y falleció a los 81 años.

Comentarios