Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que lidera a la CGT, renunció a su cargo dentro de la central obrera por problemas de salud y discrepancias con el resto de la cúpula, trascendió

“Estaba la posibilidad que después del paro general se retirara, porque expresa muchas diferencias con la forma de conducir la CGT. Ojalá que próximamente haya una renovación total en la conducción”, expresó Pablo Moyano, secretario general de Camioneros, en diálogo con Radio 10, que además dejó la puerta abierta para que Schmid integre el Frente Sindical que se oficializó hace poco para concentrar al sindicalismo disconforme con el actual triunvirato de la central obrera.

Luego de muchos años de fragmentación (recordar los grupos que encabezaron Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo), en agosto de 2016 la CGT se unificó y se designó como autoridades a Schmid (secretario general de Dragado y Balizamiento) , Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), quienes conformaron un triunvirato.

Titular de un gremio pequeño, de apenas 3000 afiliados, Schmid llegó al triunvirato de la mano de Hugo Moyano, a quien siempre estuvo ligado, incluso en el último tiempo, cuando se suponía que estaban distanciados.

Tras la renuncia, en el Gobierno creen que Schmid continuará los pasos de Pablo Moyano y se unirá a un frente más radicalizado junto con la CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli, Sergio Palazzo y grupos piqueteros y sociales.

Por otra parte, la renuncia de Schmid pondrá presión para una nueva elección de autoridades en la CGT, donde hoy se muestran triunfantes el sector conocido como “los gordos” y los independientes.

Comentarios