Karina Jelinek vive en su propio mundo. La modelo ahora está de vacaciones por Europa con una amiga de ella. Y entre cena y cena frente a la torre Eiffel, se tomó un tiempo para responder preguntas (muy subidas de tono) de sus seguidores.

Hace poco, había hecho lo mismo y confesó que tiene un juguete sexual con forma de delfín. Esta vez siguió contando algunas cosas íntimas y admitió que tendría sexo a cambio de dinero. Un seguidor le preguntó: «¿Tendrías sexo por plata?» y Karina respondió: «Depende cuánto. Si es un millón de dólares, sí».

El tono de las preguntas fue aumentando, y otro seguidor consultó: «¿Hiciste un trío y doble penetración?» y la modelo contestó: «Trío no, cuarteto». Además contó que siempre lleva con ella su famoso delfín vibrador.

Comentarios