Ese es el mensaje que dejaron especialistas en una jornada realizada en el hospital Padilla dedicada a pacientes, incentivándolos a realizar la consulta y continuar el tratamiento con el cual logran mejorar considerablemente su calidad de vida.

La doctora Mirta Coronel, médica neumonóloga, está a cargo de la unidad de Sueño y Ventilación no Invasiva del hospital Ángel C. Padilla, y agradeció al Ministerio de Salud Pública y a la dirección del hospital por poner a disposición todos los recursos necesarios para tratar uno de los trastornos de sueño más frecuente, como es la apnea, que llega a comprometer considerablemente la calidad de vida de quienes la padecen.

Como el tabaquismo, la apnea es un problema que se considera de salud pública, pero tiene menos difusión que el primero, por eso es que organizaron la jornada destinada principalmente a pacientes. “Se caracteriza por la presencia de ronquidos, pausas respiratorias, la cual hace que la persona se despierte asustada por la falta de aire, y vuelva a dormirse, esto no le permite un correcto descanso, se levanta agotado y esto afecta su trabajo y su rutina, pudiendo incluso hasta provocar accidentes”, relató Coronel.

La apnea además de comprometer el día a día de quien la padece, deteriora su calidad de vida en distintos aspectos, por eso la jornada que se desarrolló en el Padilla incluyó la disertación de una médica cardióloga que habló de insuficiencia cardíaca, hipertensión arterial, arritmia e infartos cardíacos. “Si una persona es tratada por hipertensión y no mejora es muy probable que padezca algún trastorno de sueño”, destacó Coronel, por eso es que instó a realizarse el estudio correspondiente, de manera gratuita en ese nosocomio, para poder iniciar el tratamiento que además de ayudarlo con esa enfermedad específica, le permitirá corregir otras patologías.

El tratamiento

Una vez diagnosticada la apnea, el especialista solicita el tratamiento y se entrega al paciente un CPAP o un BPAP. Este equipo produce una presión de aire que abre las vías aéreas de la garganta, permitiendo que la persona recupere la respiración. Las personas que no tienen cobertura social pueden realizar la consulta en la Unidad de Sueño del hospital Padilla, donde se le realiza el estudio para confirmar el diagnóstico y empezar con el tratamiento. Las consultas pueden solicitarse por ventanilla, en el efector, o a través de Salud Escucha.

Comentarios