Se prevé una discusión en el recinto de más de 20 horas, con final abierto y una votación que podría tener lugar en la madrugada del jueves.

Cómo empezó. La discusión alcanzó su cauce institucional cuando el presidente Mauricio Macri, en la Asamblea Legislativa de marzo, llamó al Poder Legislativo a discutir la despenalización, a pesar de aclarar que estaba en contra por apoyar la «vida». De todos modos, durante el debate en comisiones se mostró «prescindente».

Qué dice el proyecto. El texto, firmado transversalmente por diputados de distintos bloques, se basa en el programa de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que se viene presentando, sin éxito, desde 2006. Obliga a los hospitales públicos, prepagas, obras sociales sindicales y el PAMI a llevar adelante la práctica médica del aborto. Pero recibió al menos cuatro modificaciones en busca de alcanzar consensos y sumar a los indecisos.

Cuáles son las modificaciones. Se incorporó la objeción de conciencia, que habilitaría a los profesionales a ejercerla de manera individual, aunque no a las
instituciones de salud. También se contempla el aborto después de la semana 14 en casos de «malformaciones fetales graves incompatibles con la vida extrauterina» y de violación, en los que bastaría una declaración jurada de la mujer para realizar la práctica, sin mediar intervención judicial.

Cómo vienen los números. Se pronunciaron en contra 122 legisladores y hay 118 que apoyan la despenalización del aborto. Los indecisos están en torno a la decena.

Comentarios