Con el envión del abrumador triunfo electoral de ayer, el gobernador Juan Manzur se prepara para generar un nuevo hecho político.  En cuestión de horas, el mandatario firmará el decreto por el cual designa a una mujer para cubrir la vacante que dejó el vocal decano René Goane en la Corte Suprema de Justicia.

La suerte de la elegida parece estar echada, a pesar de que aún sobrevuelan algunas dudas en la cabeza de Manzur.  Desde el 1 de agosto, e incluso desde antes, el gobernador viene escuchando alternativas y nombres para cubrir ese despacho. Pero, al parecer, ninguno de esos lobbies dio resultado. En la lista mental a la que se redujeron las opciones sólo hay dos nombres, aunque uno tiene todas las fichas puestas: Eleonora Rodríguez Campos y, mucho más atrás, Malvina Seguí.

Según fuentes de la Casa de Gobierno, la actual fiscal de Estado desembarcaría al máximo tribunal de Justicia provincial. Incluso, en el entorno de la funcionaria aseguran que el propio Manzur ya se lo habría notificado.

De concretarse, Rodríguez Campos habrá tenido un fugaz paso por la Fiscalía de Estado, ya que asumió en enero tras -justamente- la partida de su antecesor, Daniel Leiva, a la Corte. Antes, la sobrina del ninistro fiscal, Edmundo Jiménez, se desempeñaba como subsecretaria Legal de la Fiscalía de Estado.

Aunque finalmente sea la elegida por el gobernador, su pliego deberá ser analizado por la Legislatura y obtener en la Cámara el acuerdo necesario para su designación.

Todo indica que es sólo cuestion de tiempo para que la Corte siente a una segunda mujer entre sus miembros: en 2007, Claudia Sbdar asumió a propuesta del ex gobernador José Alperovich en reemplazo de Alfredo Dato.

Comentarios