Miles de personas que concurrieron a primera hora del domingo a votar en distintas escuelas y colegios de Tucumán se encontraban esperando la apertura de las instituciones debido a que algunas de las mesas no se habían terminado de armar por la gran cantidad de fiscales.

Uno de los casos se dio en escuela República del Paraguay, en Chile al 3.500, donde eran varios los vecinos que arribaron a primera hora y pasada media hora del inicio del acto electoral aún no habían podido ingresar debido a que faltaban mesas por armarse.

Una situación similar se daba en la Escuela Monserrat, donde había demoras en la apertura de las instalaciones para los votantes. «Esto que nos hacen es inhumano», se quejaron los vecinos.

Varias instituciones, pasadas las 8.30 aún permanecían cerradas. «Vine a votar porque no me queda otra, pero así no dan muchas ganas de venir», dijo uno de los vecinos que habían concurrido temprano.

Comentarios