La familia de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) celebra la distinción otorgada ayer por la Fundación Konex como una de las Entidades de Investigación Científica y Tecnológica más destacadas del país.

WhatsApp Image 2018-09-12 at 11.26.43Durante un acto celebrado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, la EEAOC fue incluida dentro de las 100 personalidades e instituciones más destacadas de la última década (2008 – 2017) que fueron reconocidas con el Diploma al Mérito.

En ese marco, la centenaria Estación Experimental fue reconocida como una de las cinco Entidades de Investigación Científica y Tecnológica junto con el Banco Nacional de Datos Genéticos, Bioceres, CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) e INVAP.

“Lo tomamos como un reconocimiento a toda la labor que ha venido desarrollando la Estación en estos años. Nos da orgullo que nos hayan equiparado con otras instituciones de investigación de gran prestigio”, destacó el director técnico de la EEAOC, Daniel Ploper, en mayo pasado, cuando Konex difundió el listado de organizaciones destacadas.

¿Cómo nació la EEAOC?

La Estación nace de forma oficial un 27 de julio de 1909, proyectada por Alfredo Guzmán para solucionar los problemas de la producción agrícola y agroindustrial. Está emplazada en un predio, que originalmente tenía 20 hectáreas, donde estaba el ingenio San Ramón, que databa del año 1885, en la zona de El Colmenar, municipio de Las Talitas.

¿Cuál es la misión de la institución?

Estacion-Experimental-LS-2Hoy la institución piensa en el futuro, explicó Ploper, que la misión es buscar “cómo mejorar procesos productivos, cómo darle valor agregado a nuestras producciones primarias como la caña de azúcar, el citrus y arándano. Brindamos investigaciones y desarrollos tecnológicos, además de servicios con laboratorios de alta complejidad”.

En la Estación funciona una unidad ejecutora de Conicet, de doble dependencia entre esa institución y la EEAOC, que se puso en marcha hace cinco años, y permite la inserción de los aportes en investigación agropecuaria al sistema científico nacional. Además, la EEAOC puede aprovechar la experiencia de los recursos humanos del Conicet para poder hacer investigaciones más básicas que se requieren para investigaciones aplicadas.

Esfuerzo entre el Estado y los privados

La EEAOC es una institución autárquica pública que pertenece al Gobierno de Tucumán que tiene un modelo único, pensado hace casi 110 años, que hoy es valorado por referentes en actividades tecnológicas.

“Favorece la articulación entre lo público y privado, porque las actividades se financian con el aporte del sector productivo a través de una tasa que fija la Ley 5.020 y sus modificaciones. También es dirigida por el sector productivo a través de un directorio ad honorem que está representado por el sector productivo y agroindustrial. El directorio decide qué investigación se hace en la provincia de Tucumán e invierte ese dinero que viene desde sus orígenes”, agrega el director técnico de la EEAOC.

Detrás del reingreso del citrus a Estados Unidos

En su misión científica y silenciosa de mejorar los procesos productivos y ayudar a los productores a lograr altos estándares de calidad, la EEAOC contribuyó desde siempre en el ingreso y reingreso del limón tucumano a los Estados Unidos, uno de los mercados más exigentes del mundo.

En ese aspecto, Ploper reveló que la Estación trabajó durante la década de los 90’ para preparar los protocolos de exportación y coordinar con el SENASA y el APHIS (el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal, por sus siglas en ingles) para evitar todo tipo de problemas sanitarios”.

Proyección a futuro

El desafío a largo plazo para las 460 personas que integran la familia de la EEAOC, entre científicos, investigadores, becarios, personal auxiliar de campo y administrativos es sostener el crecimiento de la institución y los altos costos que implica cuidar los nueve laboratorios que posee.

“La Estación ha tenido en este siglo XXI un gran crecimiento, impulsado por el desarrollo del campo Argentino desde el año 2003 y eso motivó que haya mucha demanda de investigaciones para incorporar nuevos productos y servicios. El desafío es sostener estos laboratorios de alta complejidad, equipos de alta especialización. Buscamos tener apoyo del Gobierno nacional para sostener esto”, indicó Ploper.

Comentarios