Hoy se cumplen dos años de la extraña muerte del cura Juan Viroche, quien fue hallado sin vida en la Iglesia de la Florida. Para recordar al sacerdote y pedir que se esclarezca el caso, vecinos de La Florida y Delfín Gallo realizaron una larga marcha y luego una misa.

Si bien la investigación de la Justicia comenzó a barajar como la principal hipótesis el suicidio, los vecinos que compartían con el sacerdote todos los días están seguros de que se trató de un asesinato por las denuncias que realizaba contra narcotraficantes.

“Cada momento recordamos a Juan y en esta fecha más aún, es muy emocionante. Hay mucha incertidumbre por lo que pasó. La Justicia está trabajando a medias y la gente tiene el temor”, afirmó Miguel Bauza, integrante de la Radio del Valle de La Florida, en LV12.

En la capital tucumana también se recordó al sacerdote con una marcha por las calles céntricas.

Comentarios