El gobernador, Juan Manzur, rechazó ayer los cuestionamientos de la oposición por la decisión de haber incrementado en tres meses un 5.000% el monto máximo mensual para ayudas sociales entregadas por el Poder Ejecutivo (PE).

Además de desestimar cualquier nexo entre esta medida y el período electoral, Manzur embistió contra el Gobierno nacional del presidente, Mauricio Macri, por el efecto de sus decisiones financieras.

“La política económica nacional está errada”, señaló el jefe del PE a la prensa, en las escalinatas de la Casa de Gobierno, durante un acto de entrega de recursos a la Policía.

En esa línea, Manzur instó a la Nación a “modificar el rumbo”. “Yo no manejo los aumentos de la luz, del gas, de la nafta, y (todo) eso lleva al aumento de la comida”, indicó. Remarcó que cada vez hay “más gente en la calle, desocupada”, y consignó que eso es consecuencia del cierre de “fábricas y de industrias”. “Y Tucumán, si bien la venimos llevando con mucho esfuerzo, no es una isla. Algún coletazo vamos a sufrir”, describió.

LA GACETA le preguntó entonces por el incremento en el régimen de subsidios establecido por el decreto 125/1, firmado en febrero de 2000 por el entonces gobernador Julio Miranda. Hasta enero, el tope de ayudas mensuales a través de la Secretaría General de la Gobernación ascendía a $ 800.000. A partir de marzo, por decisión de Manzur, llegó a $ 40 millones. “Cada vez tenemos que ayudar a más gente”, argumentó el mandatario. Recalcó que la medida responde a “la cantidad de familias pobres y vulnerables”, también producto de la situación económica a nivel nacional. Negó luego cualquier motivación electoral en el incremento de las ayudas sociales. “Por favor, la gente cuando va al cuarto oscuro vota por lo que siente y por lo que quiere. Esto es totalmente libre”, afirmó. E insistió en destacar “el esfuerzo que está haciendo el Gobierno por cuidar a los grupos sociales más vulnerables”. “(Esa) es la gran decisión que estamos tomando”, sostuvo.

Se le consultó luego por qué candidatos del oficialismo gestionan esos subsidios, que se cobran en las sucursales del banco Macro. Según revelaron en Yerba Buena beneficiarios de los planes de $ 3.000, hay “punteros” que generan las planillas y que responden a políticos afines a Manzur. “Todos tenemos que ayudar acá y poner nuestro granito de arena para llevarle soluciones a la familia tucumana. Hay una situación económica nacional muy difícil y compleja, todos tenemos que poner nuestro granito de arena, y eso es lo que el Gobierno de la Provincia está haciendo”, aseveró el gobernador.

Comentarios