El plan Qunita fue un proyecto del kirchnerismo para madres y bebés de bajos recursos por el que irá a juicio el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández y el ex ministro de Salud Daniel Gollán, entre otros funcionarios.

Manzur fue ministro de Salud de la Nación hasta febrero de 2015 -cuando lo sucedió Gollán- y hoy gobierna Tucumán. En febrero de 2016, el juez Claudio Bonadio procesó a Fernández, Gollán y Manzur, pero más tarde la Cámara Federal dispuso primero falta de mérito para Manzur y luego su sobreseimiento, al entender que el hoy gobernador se limitó autorizar, en su carácter de Ministro de Salud, la convocatoria a la licitación.

El titular de Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, y la Oficina Anticorrupción, en su rol de querellante, apelaron: a su criterio, la Licitación Pública N° 4/15 del Ministerio de Salud de la Nación tuvo como objetivo defraudar al Estado y cada uno de los involucrados colaboró a este fin a pesar de la vigencia de su cargo y funciones.

A fin del año pasado, Cámara Federal de Casación Penal revocó el sobreseimiento por prematuro y arbitrario y ordenó seguir investigándo a Manzur y otros ex funcionarios del área de jurídicos del Ministerio.

En abril, Bonadio entonces los procesó, pero ahora nuevamente esa decisión fue revocada: la Cámara Federal firmó su falta de mérito de Manzur y los otros a la espera de más diligencias.

Comentarios