La petrolera YPF aumentó un 1,75% las naftas y un 2,5% el gasoil en Tucumán, un alza que resultó morigerada por la decisión del Gobierno nacional de aplicar sólo una parte de lo que correspondería del impuesto a los combustibles líquidos.

En tanto, la petrolera Raízen, compañía que en la Argentina opera la marca Shell, aumentará 2,1% promedio sus combustibles en la red de estaciones de todo el país, a partir de la 0 de hoy.

De esta manera, los productos de la marca Shell seguirán la decisión adoptada por YPF, la petrolera que lidera con 57% del mercado el segmento minorista de combustibles.

Las razones del nuevo aumento, de acuerdo a lo expresado por la empresa, responden al incremento durante junio del precio internacional del crudo Brent, el Impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y de los biocombustibles con los que se cortan las naftas (etanol) y el diesel (biodiesel). De esta manera, en Tucumán el litro de nafta súper de YPF quedó en $ 45,44 y la premium en $ 54,79; mientras que la infinia diesel se ubicó en $ 52,07 y la diesel 500, en $ 45,43.

Con esta suba quedaron descartadas las especulaciones que se venían realizando en los últimos días en el sector en torno a la posible baja de los precios en las estaciones de servicio, y ratificó la postura de las petroleras de no absorber el costo impositivo y traspasarlo integramente a precios.

Se trata del quinto aumento del año en el segmento de venta minorista de combustibles, y en las próximas horas se espera que comuniquen aumentos similares el resto de las empresas como Axion, Raizen (con Shell), Puma y Dapsa.

El Gobierno decidió el viernes postergar una parte del aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos y sólo actualizar en julio 3,9% su valor, cuando el ajuste debería haber sido del 11,8% por litro. A fines de mayo, la Secretaría de energía ya había postergado el incremento que debía regir a partir del 1 de junio para este impuesto que es de actualización trimestral y está atado a la evolución del índice de precios mayoristas.

En este sentido, el impuesto es, desde ayer, de $ 6,13 a $ 6,37 por litro de gasoil (debería haber pasado a $ 6,85), y de $ 9,94 a $ 10,33 por litro de nafta (debería haber pasado a $ 11,11).

A comienzos de junio, las marcas aumentaron sus productos en un promedio del 1,5%.

Comentarios