Por primera vez se hallaron ocho planetas orbitando una estrella lejana, la Kepler–90, a 2.545 años luz de distancia de la Tierra en la constelación Draco, según lo reveló este jueves la NASA. Se trata de la única estrella conocida hasta el momento con tantos planetas como los que giran alrededor de nuestro Sol. Y los investigadores creen que esta es la primera de muchas otras por venir.

Los científicos sabían que siete planetas orbitaban la estrella. Pero la Inteligencia Artificial de Google, que permite que las computadoras “aprendan”, analizó la información de archivo obtenida por el telescopio Kepler de la NASA y descubrió el octavo planeta.

Con el objetivo de poder diferenciar finalmente los distintos exoplanetas, Christopher Shallue, ingeniero senior de software en el departamento de inteligencia artificial de Google, y Andrew Vanderburg, astrónomo y becario posdoctoral de la NASA en la Universidad de Texas, entrenaron una computadora para que pudiera distinguir imágenes de perros y gatos.

También perfeccionaron su enfoque para poder identificar los exoplanetas en los datos de Kepler, basándose en el cambio que sufría la luz cuando un planeta atravesaba el frente de su estrella. La red neuronal aprendió a reconocerlos utilizando señales que habían sido previamente examinadas y confirmadas en el catálogo de planetas de Kepler. El 96% de las veces, fue preciso.

Desde que fue lanzado en 2009, Kepler ha observado más de 150.000 estrellas en una parte del cielo, con el objetivo de determinar posibles candidatos a exoplanetas, teniendo en cuenta el ligero oscurecimiento de las estrellas a medida que los planetas potenciales las atraviesan. Kepler reunió un serie de datos de 35.000 posibles señales que indican la existencia de estos planetas.

Ahora, con el fin de ayudar a encontrar señales más débiles de planetas potenciales que los investigadores pudieron omitir, la red neuronal también fue entrenada para buscar rastros débiles en sistemas estelares que se sabe que son compatibles con múltiples planetas.

“La inteligencia artificial realmente brilla en situaciones donde hay demasiados datos que los humanos no pueden buscar por sí mismos”, señaló Shallue.

Comentarios