La necesidad de abordar una agenda destinada a aliviar la situación que enfrentan las PyME de las economías regionales, que contemple la suspensión transitoria de embargos, el pleno funcionamiento del régimen de factura de crédito electrónica y la restitución de beneficios regionales, fue uno de los principales pedidos que recibió el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, de parte de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA). Del encuentro, que tuvo como eje un conjunto de propuestas elaboradas por los departamentos técnicos de la UIA para responder a la difícil coyuntura que atraviesa el sector, participaron el Comité Ejecutivo de la entidad fabril, encabezado por su presidente, Miguel Acevedo, y el titular de la AFIP.

En ese marco, el presidente del Departamento de Política Tributaria de la UIA, Carlos Abeledo, realizó una presentación sobre la importancia del sector industrial para la economía argentina -tanto por su contribución a la producción y generación de empleo, como por su aporte a la recaudación tributaria-, analizando las cuestiones que están afectando al sector productivo en el cumplimiento de sus obligaciones impositivas.

La entidad fabril, en un comunicado de prensa, precisó que los puntos prioritarios reclamados pasaron por “la necesidad de continuar ajustando el Sistema de Perfil de Riesgo (Siper) para permitir que una mayor cantidad de empresas acceda a nuevos planes de facilidades de pago, viabilizar la implementación de la Cuenta Única Tributaria, y eficientizar el esquema de pagos y cobros de derechos y reintegros a las exportaciones.

Además, hicieron hincapié en la urgencia de abordar una agenda que tenga entre sus prioridades: la suspensión transitoria de embargos y el pleno funcionamiento del régimen de Factura de Crédito Electrónica y la restitución de los beneficios regionales originalmente previstos en el decreto 814/0, entre otros.

Comentarios