Las acciones argentinas en Wall Street se hundieron hasta un 9,3% en momentos de una alta tensión cambiaria por la incertidumbre abierta en torno al futuro de las finanzas domésticas cuando las negociaciones entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) no logran calmar a los mercados.

La fuerte baja de los ADRs fue liderada por el Banco Supervielle. Le siguieron los papeles de Telecom (+8,8%) y Grupo Financiero Banco Galicia (7,6%). 

Eduardo Fernández, analista de Rava Bursátil, señaló «si miramos los cierres de los ADR, ahí se notó el verdadero malhumor de los inversores».

Comentarios