El precio de los combustibles podría aumentar en torno a un 6 por ciento desde este jueves a raíz de una modificación en los valores de los biocombustibles, por la suba internacional del petróleo crudo y por la depreciación del peso frente al dólar.

Las compañías evaluaban en las últimas horas el impacto de los cambios en los biocombustibles tras la publicación de la medida en el Boletín Oficial.

La combinación de factores podría derivar en un aumento entre el 6% y el 10%.

En lo que va del año, la nafta súper subió un promedio de 18%, mientras que la premium escaló un 20% en el mismo período. El gasoil avanzó menos: entre 12% y 13%.

En septiembre pasado, el Ministerio de Energía liberó los precios de los combustibles, medida que dejó en manos de las refinadoras las decisiones vinculadas con los valores en los surtidores.

Comentarios