Una insólita situación está siendo minuciosamente investigada en la Oficina de Mediación de la Fiscalía de La Banda en Santiago del Estero, donde se presentó un docente y contó que una mujer -con la que había mantenido una relación amorosa varios años atrás- lo había estafado con la existencia de un bebé.

Según contó a la Justicia, durante los años 2011 y 2012 mantuvo una relación amorosa con la acusada, quien era madre de uno de los alumnos en la localidad de Señora Pujio, departamento Banda.

El docente señaló que su ex pareja que actualmente reside en Clodomira- le informaba a través de un mensaje de texto que fruto del afer amoroso, ella había quedado embarazada y que el día 5 de mayo nació su hija.

La mujer le informó que la bebé tenía problemas en los pulmones y debía ser transplantada.

La acusada, quien actualmente trabaja como empleada doméstica en Buenos Aires, le envió una fotografía con la cara de una bebé recién nacida aduciendo que ella era su hija. A partir de ahí el hombre comenzó a enviarle dinero.

Los pagos se realizaban a través de una cuenta bancaria y en algunas ocasiones en persona, ya que ella citaba al docente, pero no llevaba a la menor para que esta lo conociera aduciendo que estaba internada en el hospital Garrahan a la espera de un trasplante y que se encontraba al cuidado de su hermana.

El docente estuvo en permanente contacto con la mujer  y pese a su insistencia, nunca logró conocer a la niña. A fines del 2017 el acusado sostuvo que no le iba a mandar más dinero -más de 1.500 pesos mensuales- si no conocía a su hija.

Al ver que no tenía respuestas del damnificado, la ex pareja consiguió el teléfono de su esposa y a través de mensajes de texto lo amenazaba con contarle toda la verdad si no accedía a enviar el dinero.

El pasado 16 de enero del 2018, la acusada le envió un mensaje a la víctima aduciendo que debía presentarse en su domicilio en el interior de La Banda para saber de la pequeña. Cuando la víctima fue, la mujer le manifestó que la niña había muerto en el mes de diciembre del 2017.

Ante la grave situación de saber si tiene o no una hija -ya que su nueva familia tenía conocimiento pleno de la situación- el maestro se presentó en el juzgado y radicó la denuncia. El día 23 de enero la supuesta madre se presentó ante la Dra. Nieves Bravo (a cargo de la investigación) y contó que la nena había nacido en el hospital Italiano, pero que nunca le hizo el documento.

La representante del Ministerio Público le solicitó que exhibiera fotografías de la menor a lo que la acusada le respondió que nunca le había sacado fotos. No tenía acta de nacimiento y allí ‘ratificó’ que había muerto. Cuando le pidieron el acta de defunción contestó que no tenía ya que la habían arrojado a una fosa común en el cementerio de La Ferrere.

La fiscalía solicitó informes al hospital Italiano a donde se supone nació su hija y al Garrahan donde estuvo internada. A través de averiguaciones con los sistemas informáticos se estableció que no existen registros de dicha menor, por lo que sospechan que nunca existió.

Comentarios