Con referencia a la suspensión en la remisión de partidas presupuestarias para los comedores escolares que debía transferir la Nación a la provincia para asistir a niños tucumanos, el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, expresó en radio LV12 que la administración provincial está haciendo un esfuerzo ‘muy grande para  atender las necesidades de los pequeños con el fin de sostener su salud y la calidad educativa’.

Lichtmajer-conferencia-LS“No podemos detenernos. Estamos tomando todo aquello en lo que Nación está demorado o desactualizado. Una discontinuidad que se manifiesta en obras, equipamientos y programas de alfabetización, entre otros”, contó.

El Ministro dijo que los fondos que no llegan de Nación les corresponden a la provincia por ley: “Hemos hecho los reclamos correspondientes pero hay cosas que no pueden esperar”.

El funcionario remarcó que la provincia ejecuta obras de mayor y menor envergadura que se realizan en escuelas de toda la provincia con fondos locales.

En cuanto a la asistencia de los comedores y un apoyo escolar que se brindará durante las vacaciones, manifestó: “El gobernador, Juan Manzur, pidió comenzar siempre con los más chicos. Vamos a implementar la misma política que aplicamos en verano y lo haremos también en invierno. Es importante la decisión de Tucumán de financiar los comedores escolares para que nuestras cocineras, conserjes, maestras y directoras cumplan esa noble función en toda la provincia”.

Lichtmajer dijo que la provincia ayudará a la comunidad educativa en un momento muy difícil de Argentina producto de la situación económica. “Esperamos que el Gobierno nacional retome el rumbo para que la situación de vulnerabilidad de las familias se atenué”.

Y aseveró: “Por ello nosotros trabajamos apuntalando la alimentación y la salud. Buscamos la calidad educativa en simultáneo con el inicio de clases en tiempo y formación docente. La educación es una prioridad para la provincia”, concluyó.

Comentarios