A horas de las elecciones legislativas en Estados Unidos, el partido demócrata se prepara para cumplir con las expectativas o enfrentar un duro fracaso, que podría terminar por fracturar el espacio político. Con dos figuras fuertes dentro del partido y mirando a las elecciones presidenciales, el objetivo primario de los demócratas es ganarle a Donald Trump, en esta nueva pulseada por el poder.

“Hay una energía muy buena. Si no he parado hasta ahora, no voy a parar ya. Es increíble lo que hemos logrado, pero queda el último empujón para el gran día: la participación es muy importante”, dijo la puertoriqueña Alexandria Ocasio – Cortez, un excamarera que, a sus 28 años, podría convertirse en la congresista más joven del país.

Convertida en un icono de la partido demócrata e instando a abrazar una agenda socialdemocrata sin complejos, Ocasio – Cortez se convirtió en el fenómeno que podría ganar un espacio en la Cámara Baja y contribuir al objetivo de impedir que el presidente Donald Trump remodele el país a su radical antojo.

Hasta el momento, se pronostica un triunfo demócrata, y el escenario en donde se consigue el control del Senado, donde 26 de los 35 escaños en liza están ya en manos demócratas, se vuelve cada vez más visible para los opositores de los republicanos. Sin embargo, de perder, se trataría de un fracaso paliativo, contra un partido que atraviesa por una pérdida de identidad.

Por otro lado, los demócratas han sido testigos del resurgir de una nueva figura, que se prepara para las presidenciales. Se trata del exalcalde republicano de Nueva York, Michael Bloomger, quien decidió cambiar de partido y, desde ese momento, inició una campaña de financiamiento del partido, así como también fue aumentado su popularidad.

Si bien el primer paso será alcanzar el triunfo en las elecciones legislativas, en el seno del partido demócrata se comienza a evaluar qué figura conviene presentar para competir contra Trump en el 2020, después de que su candidata más fuerte, Hillary Clinton, resultara derrotada.

Comentarios