Luciana Salazar logró escapar del huracán Irma

49

En los últimos días, las autoridades de Florida comenzaron a anunciar que un terrible huracán estaba por llegar a la ciudad. Luciana Salazar estaba en Miami y había viajado con la ilusión de poder ultimar todos los detalles para la llegada de Matilda.

Sin embargo, el momento de alegría se trasformó en un callejón sin salida cuando el gobernador, Rick Scott, ordenó la evacuación de la ciudad por la llegada de la tormenta Irma.

“Cuando fue Matthew yo estaba en un hotel en la playa y al final no pasó nada, por eso esto lo ninguneé en un principio. Hasta el martes, que llegué al hotel tarde después de ir a cenar y Miami ya estaba desértico. En ese momento miré en el noticiero las imágenes de lo que había pasado en Saint Marteen y me empezó a caer la ficha”, sostuvo la rubia.

Del mismo modo, contó que después de mirar las dramáticas imágenes, el hotel le envió una notificación para evacuar, lo que finalmente consiguió que su preocupación llegara al extremo.

Aunque Luciana ya tenía un pasaje de regreso comprado, lo cierto es que la rubia comenzó a tener miedo de que el vuelo fuera cancelado cuando vio la desesperación que se vivía en el lugar.

“Tuve una sensación que nunca antes había tenido. Fue todo muy angustiante, quería escaparme del caos”, contó Salazar en diálogo con Teleshow. “Tuve la suerte de que ya tenía sacado el pasaje de vuelta para el jueves 7. Nunca disfruté tanto la vuelta de un viaje”, confirmó.

Por otro lado, la modelo explicó que su principal preocupación era salud de la mujer que lleva en el vientre a su hija Matilda, aunque afortunadamente ella vive más al norte de la ciudad: “Vive más al oeste. No se puede ir mas de 160 kilómetros de la clínica, pero sé que va a estar segura porque está tomando los recaudos necesarios, desde ese punto me quedo tranquila”.

“Ella estaba más preocupada por mí que otra cosa, porque me preguntaba dónde me iba a quedar si no podía volver”, dijo Luciana y confirmó que finalmente en esta oportunidad no pudo pasar a visitar a la mujer, aunque seguirán conectadas hasta noviembre, cuando definitivamente se instale en la ciudad para recibir a Matilda.

Comentarios