Primero reaccionó con enojo y evaluó la posibilidad de sacar la reforma previsional a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Tras las críticas de ajenos y propios, el presidente Mauricio Macri convocó a los gobernadores que habían dado su apoyo al recorte jubilatorio para volver a intentar avanzar con la iniciativa en el ámbito parlamentario.

El encuentro será este viernes a las 13.30 en Casa Rosada. Sin embargo, algunos mandatarios provinciales dialoguistas aún no confirmaron su presencia.

Según confirmó la diputada Elisa Carrió, la nueva propuesta del Gobierno es dar un bono o un pago extraordinario a los jubilados para compensar el menor aumento que generaría en marzo la nueva fórmula de ajuste de los haberes y destrabar así el debate legislativo.

Lo cierto es que la “mesa chica” del Gobierno, integrado por Macri, Marcos Peña y los dos vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, bajó la orden al oficialismo: “La reforma sale sin cambios, tal como llegó con media sanción desde el Senado”.Si hay un bono, será por afuera del recibo de haberes.

Ayer, el macrismo vivió uno de los peores días (sino el peor) desde que es Gobierno. La tensión del Congreso se trasladó a las calles y la zona de Congreso se convirtió en un verdadero campo de batalla. La represión dejó heridos, detenido y un recuerdo inevitables: la crisis de 2001.

Comentarios