San Antonio Spurs alcanzó la clasificación a los playoffs de la NBA por 21ª vez consecutiva al derrotar a Sacramento Kings por 98-85, de la mano de un Manu Ginóbili brillante.

El escolta argentino estuvo en cancha 27 minutos y en ese lapso convirtió 17 tantos (2-6 en triples, 3-5 en dobles y 5-5 en libres), siendo el segundo máximo anotador de su equipo por detrás de Rudy Gay (18).

De esta manera, Manu quebró una marca que compartía nada menos con Michael Jordan, sumando 30 partidos con más de 10 puntos a los 40 años.

El bahiense, además, aportó en la victoria seis rebotes, cinco asistencias y un robo, mientras que cometió tres faltas personales y sufrió la misma cantidad de pérdidas.

A la temporada de San Antonio le queda solamente un encuentro y será el miércoles frente a New Orleans. Ahora, los texanos intentarán terminar lo más arriba posible en la Conferencia Oeste.

Comentarios