El gobernador Juan Manzur se reintegró esta semana a sus funciones luego de la gira comercial por Dubai, y ya envió un mensaje a sus colaboradores.

Los lineamientos generales de ese mensaje anual, el penúltimo para el mandato de la fórmula que integran Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo, tienen claras referencias a las finanzas, a la economía, a la producción, a la seguridad y, particularmente, al «derecho a la vida».

Manzur ha dejado en claro, con énfasis, que está en contra del aborto. “Voy a hacer respetar lo que establece la Constitución de la Provincia, para proteger la vida desde el momento de la concepción”, indicó. Aludió así, a lo establecido en el Preámbulo de la Carta Magna local. Y, con voz adusta, continuó: “seré firme en esta posición tomada”.

El mandatario dijo que no se trata de una decisión personal, sino de gestión. Por esa razón, anticipó que, si se trata algún proyecto referido a la despenalización, estará en el Congreso apoyando a los diputados y a los senadores que le digan no al aborto.

El tucumano es uno de los primeros mandatarios provinciales que exterioriza su reacción contraria al aborto. El otro que se pronunció ayer, aunque aclaró que lo hizo a título personal, fue el salteño Juan Manuel Urtubey. De hecho, el interbloque Argentina Federal, que responde a las provincias gobernadas por el PJ, le daría la espalda a esa iniciativa. Manzur visitará hoy a Urtubey en la capital salteña para reunirse con sus pares de la región y con parte del gabinete del presidente Mauricio Macri, en el marco de una convocatoria formulada por el Plan Belgrano.

Comentarios