El gobernador, Juan Manzur, dejó inaugurado el Centro de Interpretación de la Ciudad Sagrada de Quilmes (CIQ). El nuevo espacio incorpora un nuevo concepto de la museografía destinado a que los visitantes tengan un acercamiento a la cultura de los Quilmes.

El CIQ marca un hito para Tucumán y un antes y un después, porque a partir de esta historia que todos conocemos de los Quilmes y su posterior destierro de este lugar, se construyó este museo que muestra toda su cultura, sus costumbres y su vida”, dijo Manzur.

Antes de habilitar el museo, las autoridades y miembros de pueblos originarios pidieron “permiso” a la Pachamama, realizando una ofrenda y plantando un árbol.

“Instalar un centro de interpretación en este lugar trae trabajo, progreso, más turismo con todos estos circuitos virtuosos, a partir de la llegada de todos los visitantes que vamos a esperar”, dijo el mandatario y agregó que revalorizar la Ciudad Sagrada de Quilmes “es un esfuerzo de mucho tiempo que hoy ha dado sus frutos. Esperamos que este trabajo entre el Gobierno de Tucumán y toda la comunidad que se involucre traiga beneficio para todos”.
Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elias, resaltó que “este centro es un resarcimiento con la historia”. Mariano Ovejero, secretario de Desarrollo Turístico de la Nación, explicó que “los centros de interpretación ayudan a entender nuestro patrimonio”.

La envergadura de la obra del CIQ impulsa una transformación sustancial del espacio turístico en este sector del circuito Valles Calchaquíes de Tucuman, con el objeto de impulsar el desarrollo territorial para la región. Se busca además jerarquizar este sitio arqueológico que por su magnitud, se constituye como uno de los principales atractivos turísticos de la provincia.

Se trata de un proyecto emblemático tanto por sus características, la calidad de sus materiales y componentes, la tecnología incorporada, y lo que representa para la provincia en general. Es el resultado de un profundo análisis de las necesidades de contar con un espacio edilicio para el visitante en el que se pueda relatar y transmitir todas las facetas de la identidad cultural y la historia de esta comunidad precolombina.

La intervención museológica, escenográfica e interpretativa se llevó a cabo en cuatro salas con las cuales cuenta el CIQ. Cada una de ellas trata temáticas diferentes relativas a la vida de los Quilmes, que son contadas al visitante mediante el uso de diferentes recursos visuales, auditivos, táctiles, etc, cuyo fin es conmover a quien lo visita. Las instalaciones cuenta con un laboratorio para la investigación y estudio, exhibe piezas arqueológicas de esta cultura.

También participaron del acto el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, el Subsecretario de Turismo de la Nación, Mariano Ovejero; el presidente del Ente de Turismo, Sebastián Giobellina; el ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández;el ministro del Interior, Miguel Acevedo; el Secretario de Relaciones Internacionales de la provincia, Jorge Neme; el legislador Marcelo Ditinis; el representante de la comunidad indigena, David Vargas; el delegado comunal de Colalao del Valle, José Díaz y su par de Amaicha del Valle, Eduardo Nieva, y miembros de la Comunidad Indígena de Quilmes.

Comentarios