Dora Barrancos confirmó hoy que dejará de integrar el directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), donde representaba el área de Ciencias Sociales y Humanidades.

La investigadora había anunciado su decisión ayer y hoy la formalizó. «El motivo es moral», explicó, sosteniendo que dos colegas que fueron votados hace un año –Mario Pecheny, como su sucesor, y Alberto Kornblihtt en el campo de las Ciencias Biológicas y de la Salud- nunca fueron incorporados al ente.

La investigadora se refirió también a la situación que atraviesa el Conicet en la actualidad, denunciando 500 millones de pesos que figuran en el presupuesto, pero que nunca fueron ejecutados por el Gobierno Nacional. «Esto no resuelve ni una parte de la dramática situación, pero son indispensables en este momento», sostuvo Barrancos.

La científica se refirió también a la dura realidad de colegas que abandonan el país por falta de oportunidades. «Las noticias que uno recibe son alarmantes, conozco al menos dos personas que se van. Hay gente que había regresado y que se está yendo», contó.

La noticia sobre su renuncia se dio a conocer un día después de que la bióloga e investigadora del Conicet, Marina Simiam, ganara $500.000 en un programa televisivo y asegurara que destinaría ese dinero a un proyecto en el que trabaja para encontrar la cura del cáncer -en medio de los recortes en los presupuestos en el sector-.

Dora Barrancos es licenciada en Sociología (Universidad de Buenos Aires), tiene una maestría en Educación (Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil) y se doctoró en Historia (Universidad de Campinas, Brasil). Se sumó al Conicet en 1986 como investigadora y en 2010 pasó a formar parte del directorio.

Comentarios