La ciudad de Simoca vivió una noche sangrienta. Una mujer de 30 años fue asesinada de una puñalada por su concubino, de 38, que luego quiso matarse.

Según lo que se informó, el crimen se registró cerca de las 22, cuando la mujer recibió una herida de arma blanca que fue mortal en su casa. La víctima fue identificada como Guadalupe Iñigo. Es el cuarto femicidio que se registró en Tucumán en 2019.

El hecho fue alertado por los vecinos, quienes dieron aviso a la Policía. Cuando los efectivos llegaron a la vivienda, encontraron al sospechoso agonizando.

De acuerdo a lo que reveló, intentó quintarse la vida de un disparo en la sien. Fue trasladado de urgencia al hospital de Simoca, de donde lo derivaron al Padilla.

Comentarios