La reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, asistió acompañada por su marido Guillermo y sus tres hijas a la despedida de los restos de su hermana Inés. Fue en una ceremonia en un cementerio de Pilar, donde la familia se unió para cantar temas de Bob Marley y Bob Dylan en homenaje a la joven fallecida.

Los reyes y las princesas herederas Amalia, Alexia y Ariane llegaron al cementerio Memorial, ubicado en el kilómetro 47 de la Panamericana a las 13.45 y se retiraron cerca de las 17.45 de este viernes.

A las 15.20 había arribado a la necrópolis la Primera Dama, Juliana Awada, en un automóvil negro, con vidrios polarizados, acompañada de dos custodios. Ingresó rápidamente para acompañar la ceremonia y se retiró antes que la reina Máxima.

Al Memorial de Pilar llegaron al menos 200 personas a partir del mediodía y hasta las 16, hora en que estaba anunciada la sepultura de Inés Zorreguieta, quien fue hallada muerta en su departamento del barrio porteño de Caballito en la madrugada de este miércoles.

Máxima y su esposo Guillermo llegaron a las 13.45 junto con sus hijas en una comitiva de cuatro vehículos sin dejarse ver por la prensa.

Durante las primeras horas de la tarde también llegaron al Memorial el empresario Eduardo Constantini, la periodista Dolores Cahen D’Anvers, el director de la ANSES Emilio Basavilbaso y los diseñadores Benito Fernández y Graciela Naum.

Comentarios