La iniciativa establece prioridad a las pymes en las compras del Estado, con el objeto de fomentar la economía nacional, dado que dichas empresas son las principales empleadoras y el Gobierno invierte el 5% del PBI en compras públicas.

El proyecto establece que el Estado Nacional deberá privilegiar a las pymes cuando haya diferentes ofertas y ese margen no supere al 15% y el 8% si se trata de grandes empresas.

Otro punto central del proyecto es que si una empresa extranjera ganara una licitación, deberá subcontratar firmas nacionales hasta cubrir un 20% del valor de la obra.

El presidente de la comisión de Pymes, el justicialista Pablo Kosiner sostuvo que «con la Ley de Compre Nacional se busca colocar a la pyme en situación de mayor competitividad frente a un contexto macroeconómico de caída de consumo, inflación y aumento de costos internos». «La idea es cómo posicionamos mejor a las pymes y a la producción nacional frente al mercado público y al dinero que el Estado nacional y los Estados provinciales gastan en compras nacionales. Entonces, hay una nueva macroeconomía que obliga a posicionar al producto nacional en una situación de mayor competitividad», explicó.

«Una de las cosas que planteó nuestro bloque y que fue incorporada por el Ejecutivo fue la zona de reserva de mercado, en la que se esteblece para las licitaciones o compra de obra pública montos donde solo pueden competir pymes. Esto las protege frente a empresas de otra envergadura», agregó.

Para Heller, el proyecto de Compre Argentino, a pesar de que el FpV acompañó la iniciativa «sigue siendo débil e insuficiente y además otorga muchísimos beneficios a una categoría de pymes que creó el Ministerio de la Producción que son las Pymes tipo II, que en realidad cuando mirás lo que facturan son empresas grandes a las que se les está dando los mismos beneficios que a las pymes». «Nosotros estamos proponiendo que todos esos beneficios sean para las MiPyMes específicamente que es el sector que necesita apoyo y que las regulaciones le jueguen a favor», concluyó.

Luego, la cartera de Producción enumeró los siguientes puntos que retratan la norma:

Márgenes de preferencia

Se aumentan los márgenes de preferencia vigentes para los oferentes de bienes de origen nacional de 7 a 15% para las MIPYMES y Cooperativas, y de 5 a 8% para las grandes empresas.
Compras pequeñas priorizadas para las MIPYMES

Se establece una reserva de mercado en las compras de la Administración Pública Nacional de hasta $1,3 millones (bienes) ó $100 millones (obra en vivienda y edificios públicos) en favor de MIPYMES oferentes bienes u obras de origen nacional.
Comentarios