El climaterio es el paso de la etapa productiva a la no productiva, por eso es que se habla de una transición menopáusica. En ese nuevo camino la mujer atravesará, de manera gradual, una serie de sintomatologías que es necesario conocer y entender para enfrentar esta nueva etapa hacia un envejecimiento saludable, sobre todo considerando el aumento de las expectativas de vida, lo que nos da la posibilidad de planificar un futuro con la mejor calidad de vida posible.

Los cambios hormonales generan otros en la esfera física, psicológica y social, así lo indicó Nelly Capua, del consultorio de Climaterio del Instituto de Maternidad y Ginecología Nuestra Señora de las Mercedes, por lo que eso va a disponer a la mujer a una serie de padecimientos que son controlables siempre que se realice la consulta médica de manera oportuna.

“Una vez que los exámenes clínicos confirman el diagnóstico, se informa a la paciente la situación. Promovemos pautas de autocuidado como considerar, en esta nueva etapa de su vida, como valores normales una glucemia por debajo de 100, niveles de HDL más regulados, recomendamos que hagan actividad física y también, que es muy importante, reforzar las medidas de prevención de la osteoporosis”, añadió la profesional.

La primicia es que una paciente que está en transición menopáusica puede acceder no solo a terapia hormonal, sino también a un tratamiento integral que ayude a reducir la morbimortalidad, permitiéndoles mejorar su calidad de vida.

Falla ovárica precoz

Es necesario considerar que hay pacientes que pueden anticiparse a estos cambios antes de los 40 años. Esto puede manifestarse por factores genéticos, inmunológicos, a nivel tiroideo, ovárico, si es que ha recibido tratamiento oncológico. Hay terapias hormonales que benefician esta transición.

Las tres etapas del climaterio

  • Premenopausia: a partir de los 40 años y hasta los 52 aproximadamente se conservarán los ciclos menstruales regulares sin intervalos ni irregularidades.
  • Perimenopausia: 48 a 52, aproximadamente, se inician irregularidades en el ciclo menstrual, alteraciones en la frecuencia y/o en la cantidad del sangrado.
  • Menopausia: es la última menstruación y es un suceso natural e inevitable. Surge por la disminución de los funcionamientos de los ovarios. La producción de los mismos decae, lo que ocasiona cambios en diferentes órganos.

Qué siente la mujer

  • Sofocos: sensación de intenso calor en el cuello y cara, palpitaciones y sudoración abundante. Su duración no supera los 2 a 3 minutos. En general son los responsables de los cambios en el estado de ánimo. Ocasiona insomnio, irritabilidad, fatiga, cambios en el humor y depresión.
  • Sequedad vaginal: la vagina pierde elasticidad y lubricación, por la disminución de producción de hormonas, esto suele causar incomodidad, más o menos intensa durante las relaciones sexuales.
  • Dolores óseos: la pérdida de resistencia debido a la disminución de la densidad ósea puede producir fracturas.
  • Incremento de riesgo cardiovascular: la mujer pierde la protección que tenía por la producción de hormonas que, al declinar en esta etapa, la lleva a padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Trastornos urinarios: dolor al orinar, cistitis reiteradas, incontinencia (escape de orina con los esfuerzos).

Comentarios