“Mirá cómo me ponés”: el relato de las actrices que denuncian a Darthés

Calu Rivero tiró la primera piedra. Y la siguieron varias mujeres que apoyaron sus acusaciones. En total, hubo tres actrices que denunciaron socialmente a Juan Darthés por acoso sexual, una que lo acusó de ejercer «otro tipo de violencia», y otra que primero lo defendió y después se arrepintió.

El «modus operandi» se repite en varios testimonios. Las mujeres dicen que Darthés avanzaba en camarines, en estudios, y que se excedía en las escenas íntimas. Los relatos dejan en evidencia sus estrategias. Por ejemplo, Anita Coacci y Natalia Juncos coinciden en que les dijo una misma frase: «Mirá cómo me ponés».

En varios casos, aseguran las denunciantes, los efectos fueron demoledores. Calu Rivero asegura que perdió «gracia y espontaneidad» y que en su momento de mayor fama decidió irse a vivir a Estados Unidos. Natalia Juncos abandonó la actuación, mientras que Anita Coacci dijo a Clarín: «Sentí una agresión y me afectó como mujer, como ser humano».

Estos son, uno por uno, los testimonios de las actrices que lo denunciaron.

Calu Rivero

En 2012, cuando grababan la tira Dulce Amor, la actriz se sintió incómoda con la actitud de su pareja en la ficción, según contó después: besos demasiado largos, demasiado profundos o intensos, toqueteos no correspondidos.

«Hubo excesos inapropiados fuera del guión, el guión dice ‘beso’, no ‘mano en tal lado'», dijo en el programa Intrusos. Cuando algo la incomodaba, ella asegura que se lo decía a su compañero. «Sus hechos y excesos inapropiados me hicieron mucho daño, pero si tengo que decir lo que más me dolió y afectó, fue su respuesta. Decía ‘OK, no lo hago más’ y lo seguía haciendo», señaló Rivero.

Entonces, decidió mudarse a Estados Unidos. «Yo me fui por los hechos inapropiados de este hombre. Sentí rabia, y a veces una inmensa tristeza», contó a Clarín en Nueva York. Empezó a rechazar películas y tiras. El caso no tuvo un desenlace legal porque pasaron cinco años y la causa prescribió. Él le hizo una demanda por daños y perjuicios. Su abogada era Ana Rosenfeld, quien este lunes anunció que dejaba la defensa del actor.

Anita Coacci

La sobrina de Susana Rinaldi trabajó con Darthés en la tira Gasoleros, entre 1998 y 1999. En ese momento, ella tenía 20 años.

«En un parate de la grabación estaba charlando en un camarín con JD», arranca en una extensa carta que publicó, el último febrero, en Facebook. «El señor se desliza con la silla que tenía rueditas y se me tira encima, se para y me tira contra la pared, me besa, me mete la lengua, me agarra la mano y me hace tocarle su sexo, mientras me dice: ‘Mirá como me ponés'», detalló.

«Yo congelada y sin poder reaccionar. En segundos entró una de las chicas de vestuario y él se separó inmediatamente y yo me fui. Los días siguientes de grabación me persiguió. Terminé de grabar y no volví a verlo. Supe que mientras esto pasó su mujer estaba embarazada y eso me sumó más asco», siguió la actriz.

Días después, en una entrevista con Intrusos, dio más detalles: «Me crucé varias veces con él y en una de las veces que charlamos pasó esto. Fue en un segundo, después de darme un beso sin que yo quisiera, porque me metió la lengua y yo cerraba la boca, sacó su cosa -en referencia al miembro-, porque no fue por arriba de la ropa, y me la puso en la mano para que yo tocara», relató.

«No hubo gritos. No le pegué. Lo único que hice fue quedarme quieta y decirle ‘Pará, pará, pará’. No hice más que eso y fue lo que pude en ese momento», concluyó la actriz.

Natalia Juncos

La ex actriz cordobesa tuvo en 2005 una pequeña participación en la novela Se dice amor, protagonizada por Darthés.

«Estábamos solos, por salir a escena y estábamos atrás de un travelling. Antes habíamos ensayado con un libretista la escena. Ahí fue cuando me dijo si me quería ir dormir con él y que tenía un departamento en Palermo. Me miraba, habíamos entablado una conversación. Y de repente me dijo eso. Ahí dije: «¿Y a éste qué le pasa?»», contó en una entrevista con Clarín.

«Después de eso yo me quedé callada, sorprendida. Salió de contexto esa proposición porque no hubo un juego de seducción previo», siguió.

«Después de eso yo me doy vuelta, él toca mi cuerpo con el dedo. Me pasa el dedo por la espalda, hasta cerca del glúteo, y me dice «Ay, cómo me calentás». Y me dice luego «Ay, mirá cómo me ponés», y me muestra una erección, con el pantalón puesto. No lo podía creer. Estábamos en un contexto en el que yo quería trabajar. Se habrá creído que porque él era famoso yo me quería ir a dormir con él», agregó Juncos.

Tenía 28 años y ese episodio la impactó tanto que decidió alejarse del mundo de la televisión. Hoy tiene tres trabajos: en un medio de comunicación de gastronomía, otro como sommelier, y también, como voluntaria en un refugio de caballos rescatados.

La opinión de otras compañeras de elenco

Griselda Siciliani

Compartió con Darthés la tira juvenil Patito Feo, entre 2007 y 2008. Dijo que fue víctima de violencia por parte del actor, aunque no de acoso.

“Si trabajás con una mujer todo el tiempo diciéndole que está buena, no sólo la incomodás, también la acosás”, afirmó en una entrevista con Intrusos y calificó esa conducta como «poco profesional».

Luego, el cronista le preguntó si ella también había vivido incómodas situaciones con Darthés. Y Siciliani sorprendió: «Yo sufrí otro tipo de violencia. No acoso sexual, pero sí otro tipo de violencia. El acoso es violencia, no es que te quieren coger, es que quieren demostrar el poder», señaló. Y repitió: «La pasé mal con él».

Además, expresó su apoyo a Calu Rivero, Anita Coacci y Natalia Juncos.»Aunque no haya una denuncia judicial, una mujer que dice que fue acosada, fue acosada. Es muy difícil decir que te acosaron. Nadie lo hace para joder. A la que lo hace, le costó mucho, le dolió mucho y está haciendo un esfuerzo para exponer una situación para ayudar a otras».

Eva de Dominici

La actriz defendió a Darthés ante la denuncia de Calu Rivero, con quien compartió elenco en Dulce amor en 2012. «Lo están condenando como si fuera un monstruo. Hay mucha gente que no se anima a hablar y defenderlo. (A Calu) la respeto porque es una colega, pero en su momento, cuando yo recién arrancaba, no sentí que haya sido tan agradable conmigo», dijo en el programa Pamela a la tarde.

Sin embargo, la actriz cambió de parecer. Días después, le pidió disculpas públicas a Calu Rivero y admitió que fue «un error» haber defendido a Darthés.

«En su momento di una opinión porque estaba convencida de que estaba haciendo lo justo: defender a alguien en quien yo confié y que sentía que estaba viviendo una injusticia. Con todo el dolor del mundo tengo que decir que me equivoqué y mis disculpas a Calu ya se las di en en privado», confesó en diálogo con La Once Diez.

Brenda Asnicar

Cuando tenía 16 años, alcanzó la popularidad en Patito Feo, donde compartía elenco con Juan Darthés. Ahora contó un traumático episodio que vivió durante las grabaciones de ese programa, aunque aclaró que no había sido con el actor.

«Un actor me dijo que me quería desvirgar, yo tenía 16 años. Era un compañero de elenco. Era mayor de edad, 37 años. Estábamos en el set», relató pocos días atrás en el programa PH, Podemos Hablar. Cuando grabaron el programa, Darthés tenía 43 años.

«Ahora digo: ‘Es cualquiera que este tipo me haya dicho esto, yo estaba trabajando’ Pero no me lo planteaba porque me parecía que era re lindo y me sentía halagada. Hoy con 27 años pienso que ese tipo estaba en cualquiera. Yo era una menor de edad y estábamos trabajando», siguió la actriz.

Aunque cuando Asnicar habló, sin dar nombres, parecía indicar que se refería al mismo actor que ya contaba con varias denuncias, ella se encargó de negarlo. «Yo puntualmente con Darthés nunca tuve ningún problema», informó en el mismo programa. Tiempo después volvió a aclararlo: «Sentí que un actor de Patito Feo se desubicó; es una situación que después no se repitió. Juan Darthés no tiene nada que ver en esto», le dijo a Angel de Brito en una entrevista.

Comentarios