Al menos diez personas murieron en varias ciudades de Nicaragua durante operativos de paramilitares contra manifestantes que mantenían tranques (bloqueos) de carreteras. “La situación es muy grave, necesitamos abrir un corredor para evacuar heridos, se nos está muriendo la gente”, dijo Álvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos al denunciar ataques en cinco poblados. Leiva lanzó un “SOS humanitario” para el corredor de “los pueblos blancos”, como se conoce a las pequeñas ciudades de Diriá, Diriomo, en la provincia oriental de Granada, así como Niquinohomo y Catarina, en la provincia de Masaya, al sur de Managua.

“Nos están masacrando”, denunció el activista de derechos humanos en declaraciones al Canal 15 (privado), indicando que conocía el caso de una niña de 10 años que se encontraba gravemente herida sin posibilidad de que se la pudiera sacar en ambulancia de la zona. Según versiones de prensa, un primer ataque se registró a primeras horas de ayer contra manifestantes que se encontraban en los “tranques” de Diriá y Diriomo, poblados vecinos divididos por una carretera, y luego continuaron en Catarina y Niquinohomo.

Leiva dijo que dos de los fallecidos se registraron en el barrio Monimbó, en la ciudad de Masaya, y denunció que como parte del “plan limpieza del gobierno” se estaban realizando ejecuciones de manifestantes por parte de paramilitares. A través de un tuit, el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, aseguró que la Comisión de Verificación y Seguridad “junto con el grupo #Meseni de @CIDH están yendo a la zona de los pueblos blancos y de Monimbó para lograr soluciones pacíficas y proteger a la población. Colaboren con ellos”. El mismo obispo de Estelí, monseñor Abelardo Mata, salió ileso de un ataque a tiros ejecutado por paramilitares cuando circulaba a bordo de su vehículo al sur de la capital.

Según “El Nuevo Diario”, pobladores de Diriá y Diriomo reportaron ráfagas de armas en algunos sectores de Masaya.

Sin hacer mención a los violentos operativos contra los bloqueos, el portal oficialista 19 Digital publicó fotos de los tramos de carretera que, dijo, “ya están liberados y la población puede circular con tranquilidad y seguridad, para realizar sus actividades cotidianas”.

Nicaragua vive su peor crisis en 40 años, una rebelión politica y social que comenzó con una protesta estudiantil y se extendió tras la violenta reacción policial.

Organismos de derechos humanos independientes dan cuenta de 351 muertos, la mayoría de ellos, civiles. El Gobierno sólo reconoce 49 fallecidos.

Comentarios