Matías Diarte murió este miércoles tras pasar un mes en coma por las lesiones que sufrió en un ataque de la barrabrava de Boca.

Diarte, de 28 años, era hincha de San Martín de Tucumán y había viajado a Formosa para el partido que su equipo disputó contra Boca. Pero fue uno de los tantos simpatizantes que se pelearon con La 12 el 7 de septiembre pasado, informó el sitio Ovación.

La lesión más importante que sufrió Diarte fue en la rodilla, pero el cuadro se complicó justo antes de que lo operaran y agonizó durante un mes en coma hasta que murió este miércoles por la mañana.

La noticia fue confirmada desde el club tucumano.

Comentarios