Un bebé sobrevivió a un trágico accidente de tráfico en Brasil en el que su madre murió justo después de dar a luz.

La mujer tenía 39 semanas de embarazo y viajaba como pasajera en un camión. En un momento el conductor perdió el control y volcó el vehículo y la mujer salió despedida.

La joven madre fue arrojada a la cabina y aplastada por las tablas de madera que llevaba el camión como carga. El impacto de los tablones, le abrió el útero lo que permitió que la beba fuera rescatada por un paramédico.

Fue un accidente grave del que se informó de que había una persona fallecida. Cuando llegué allí, vi que el conductor del camión estaba herido, y estaba siendo atendido por el equipo de primeros auxilios. Fui en busca de la víctima mortal que estaba debajo de la madera, cuando escuché los lloros de un bebé. Estaba impresionado porque no había habido informes de una tercera víctima”, contó Elton Fernando Barbosa, el paramédico.

El hombre rápidamente sacó a la beba, le cortó el cordón umbilical y la llevó al hospital. “Está perfecta, sana, sin un rasguño”, aseguró.

“Podemos decir que, en esas circunstancias, fue realmente un milagro que sobrevivió. Seré honesto. Fue Dios. Por lo que vi, no tengo idea de cómo salió viva. La madre estaba debajo de varios tablones de madera. No sé cómo salió esta niña con vida”, dijo el médico.

Y agregó: “Fue muy emotivo. Desafortunadamente tuvimos la muerte de la madre. Pero en medio de la tragedia, pudimos salvar al bebé. Este evento ha marcado mi vida. No creo que haya habido un accidente como este en la historia de la autopista. Perdimos una vida, pero fuimos responsables de darle vida a una niña”.

Comentarios