Horas antes de despedirse del complejo de Ojo de Agua y de Tucumán, porque Atlético voló rumbo a Rosario donde hoy, a las 19, visita a una de sus cuentas pendientes en la Superliga como lo es Newell’s, Cristian Lucchetti cruza el portón de la cancha central con su auto deportivo y se detiene casi al instante. Allí lo esperan fanáticos del “Decano”. Uno es uno de esos hinchas que cuando puede se da una vuelta a saludar a los futbolistas. Otros dos, en cambio, son padre e hija. Ambos no pueden dejar de sonreír; están poseídos.

La misión de esta familia consistía en llegarse hasta el predio, conseguir la mayor cantidad de firmas y, si había chance, alguna que otra foto. Lucchetti fue el primero en concederle todos sus deseos. Luego hubo palabras de agradecimiento y otros temas que volaron casi en modo silencioso, entre el señor en cuestión y el mendocino. “Por cosas así parecemos gigantes”, dice “Laucha” haciendo referencia a una pregunta sobre si ellos sentían como propio el mote de “Gigante del Norte”. “Somos gigantes por la cantidad de gente, por el apoyo masivo que tenemos. Y no lo digo hablando por el tucumano, únicamente. Somos un equipo simpático y la gente se ve identificada, además, con nuestra humildad, con las ganas que ponemos. La gente en general quiere que le vaya bien a Atlético, sea hincha o no”. Trascender entre titanes, en tierras desconocidas hasta hace un tiempo, como lo son la Copa Libertadores y la Sudamericana, hizo que el “Decano” se haga de nuevos simpatizantes.

EMBARQUE. Zielinski le da paso a Matos. El delantero será suplente hoy.

Es que Atlético ha sabido romper barreras en base a actuaciones memorables. También marcó tendencia en la región, por ser el primero en jugar este tipo de competencias. “No nos creemos un súper equipo ni mucho menos, pero a nosotros no nos van a ganar fácilmente. El que nos quiera ganar tendrá que hacer las cosas mejor que nosotros; tendrá que correr y meter mejor que nosotros. Quizás no somos un equipo vistoso pero hasta el último minuto no nos pueden dar por muerto. Lo hemos demostrado en los últimos años. La garra y entrega nos ha llevado hoy a estar con vida en los tres torneos”, asegura Lucchetti en una declaración que conduce hasta lo inminente, a dar vuelta la página del éxito de la Libertadores y concentrar energías en la Superliga, en Newell’s y en sumar para escaparle a la tabla del descenso.

“El fútbol es así. Tenemos las cosas claras. Nosotros no tenemos un plantel como tienen River, Boca, Independiente, Racing, que están jugando dos, tres torneos al mismo tiempo y meten la mano y sacan tres o cuatro formaciones titulares. Para nosotros jugar dos o tres torneos a la vez implica asumir un riesgo. Bueno, hoy los estamos pagando con el tema del promedio”, reconoce el capitán en unas líneas que suenan a “sarna con gusto no pica”.

El desgaste

La continuidad de compromisos ha hecho que el grupo deba jugar un partido paralelo contra el desgaste. “Eso sí es real. Sumá las horas de vuelo y las escalas. También que comés mal y que indudablemente no podés dormir, entre que estás incómodo y te cortan el sueño. Todo eso se siente. Venimos de dos días del viaje a Colombia que son realmente agotadores, y a eso sumale toda la adrenalina que se generó por lo que nos estábamos jugando. No es chamuyo, pero los hinchas que nos cruzábamos en los aeropuertos nos decían que estaban cansados, así que imaginate nosotros. Por suerte tuvimos casi tres días para recuperarnos bien”.

Lo que viene por el torneo local sí que es importante. En realidad, puede que los próximos nueve puntos no sean determinantes pero sí pueden ser un trampolín. Vencer a Newell’s hoy, la próxima fecha a Tigre y después a San Martín de San Juan le daría más aire al “Decano” en la tabla del descenso, ante rivales directos. “Más allá de que todos los partidos son importantes, estos son claves, sí. Pero igual creo que hasta la última fecha del campeonato no se va a definir nada. Por eso nosotros tenemos que seguir sumando en estos partidos que son fundamentales”, dice Lucchetti. El cruce con la “Lepra” es casi cuestión de estado para ellos. No pinta sencillo si uno mira las estadísticas: tres jugados en Primera en el estadio “Marcelo Bielsa”, tres perdidos. Pero si algo supo hacer Atlético en este último tiempo es sorprender.

Comentarios